los asalto falso Ya se encuentra en el juzgado quien denunció haber sufrido un joven en el madrileño barrio de Malasaña. Juzgado de Instrucción número 52 de Madrid procedimientos abiertos al inicio de la semana luego de recibir el informe policial sobre las lesiones que el joven había reportado en ese momento y que este jueves confesó que estaban echados a perder. De esta forma, y ​​según informaron fuentes judiciales a Vozpópuli, el juzgado tiene abiertos procesos que han dado un giro radical tras incorporar la declaración rendida por el joven.

Como es una confesión que revoca el informe de lesiones denunciadas e incluso abre la puerta a la comisión de simulación de crimen, el magistrado titular de la Corte, David Suárez, puede ahora contactar a la Fiscalía para obtener su opinión sobre los hechos que conducen a una investigación, o para archivar el caso. El magistrado actuará tras incorporar la ampliación del informe policial que se ha enviado a los juzgados con el cambio de historia del joven.

Su confesión en la jefatura policial supuso un giro de guión en los hechos que hasta ahora se investigaban como un presunto asalto homofóbico. Así lo confirmaron este miércoles fuentes del Ministerio del Interior, aclarando que el joven se había retractado de la denuncia interpuesta el domingo, dejando claro que no fue atacado por ocho individuos, como había señalado inicialmente. De esta forma, el panorama también cambia en el ámbito judicial ya que con el informe falso ahora se abre la puerta a ser investigado por simulación de delito.

Su declaración llegó a solicitud de los agentes de la comisaría del distrito central por sospechar la veracidad de su denuncia. Fuentes policiales consultadas por este diario explican que ningún testigo corroboró el testimonio sobre cómo fue atacado por ocho hombres encapuchados con sudaderas, marcándolo con un cuchillo. los cámaras de seguridad de área Tampoco dieron pistas al respecto, por lo que la policía terminó por citarlo y, tras una larga declaración, confesó que los hechos fueron consensuados y que mintió para quedarse con su pareja.

La trascendencia mediática y la presión social llevaron a la Policía Judicial a recurrir a grupos especializados de la Policía en el marco de un operativo en el que no pudo recopilar ninguna evidencia de los hechos denunciados. El asunto trascendió incluso el ámbito político y provocó la llamada de emergencia para este viernes de la comisión contra los delitos de odio, que estará presidido por Pedro Sánchez y que no ha sido suspendido a pesar del giro radical de los acontecimientos.

Interior, por su parte, ya ha dejado claro que las investigaciones siguen abiertas tanto en el ámbito policial como judicial, donde el caso podría iniciarse simulando un delito en el caso de que la Fiscalía actúe contra el joven, o si alguien se encuentra involucrado. acusación popular En su contra. Este tipo está incluido en el artículo 457 del Código Penal y determina que la persona que finge ser responsable o víctima de un delito penal o denunciar uno inexistente que provoque acciones procesales, puede ser sancionado con Multa de seis a doce meses.