El presidente del empleador, Antonio Garamendi, ha aprovechado su primera intervención pública tras el polémico acuerdo alcanzado entre el Gobierno y los sindicatos para subir el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) para poner en marcha un mensaje de reconciliación con el Ejecutivo y compromiso con el diálogo social.

Durante su intervención en el foro “Diálogo sobre el futuro de las empresas“, organizado en Sevilla por la Oficina Nacional de Prospectiva y Estrategia de Moncloa y en el que participó el vicepresidente Nadia Calviño, Garamendi quiso enviar un “saludo especial” a los representantes de UGT y CCOO y destacó su trabajo conjunto.

“Aquí, juntos somos muchos más y tenemos que estar juntos. Hemos trabajado en los últimos años por este escudo social. Pondría el valor del diálogo social, que no solo ha funcionado sino sigue funcionando incluso cuando decimos que no. Y para ser claro: vamos a seguir trabajando en las mesas (de diálogo social) como el primer día”, destacó el presidente de la CEOE.

Esa declaración de intenciones se produce después de que estalló la controversia la semana pasada sobre el acuerdo alcanzado bilateralmente entre el Ministerio de Trabajo y los sindicatos para aumentar el SMI en 2021, con efecto retroactivo de 1 de septiembre, en una cantidad de 15 euros, desde 950 euros hasta 965 euros en catorce pagos.

El empresario no se adhirió a este convenio, por primera vez después de una larga serie de convenios tripartitos, ya que considera que No es apropiado aumentar los costos de las empresas ahora, especialmente las de las pymes (que son la mayoría del tejido productivo).

Garamendi negociará la reforma laboral y previsional

Su negativa a adherirse al acuerdo generó un clima de desconfianza ante las próximas citas de negociación que deben producirse de aquí a fin de año para negociar temas tan importantes como la extensión de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), los reforma laboral ola reforma de pensiones.

Garamendi, sin embargo, quería tranquilizar al ejecutivo este lunes al subrayar que su actitud en esas mesas no cambiará por la subida del SMI.

El presidente de la patronal incluso ha llegado alabar a algunos miembros del Ejecutivo, igual que Marcador de posición de Carmen Artigas, Secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, de la que ha dicho que “lo está haciendo muy bien”.