La mexicana Aremi Fuentes, durante la competencia de halterofilia.
La mexicana Aremi Fuentes, durante la competencia de halterofilia.Luca Bruno / AP

Aremi Fuentes se convirtió en una de las pocas alegrías de México en Tokio 2020. Luego de ganar la medalla de bronce en la categoría de 76 kilogramos en halterofilia, una de las cuatro medallas que consiguió la delegación mexicana, las fotos con los políticos no se tomaron lo esperado. Pero luego de las celebraciones y felicitaciones, el deportista se llevó una desagradable sorpresa. El cheque de 50.000 pesos, unos 2.500 dólares, que le había prometido el Gobierno de Baja California por su actuación en el torneo olímpico no tenía fondos. Así lo afirmó el levantador de pesas esta semana en una rueda de prensa y agregó que cuando llegó a recoger el premio, el banco lo declaró “inexistente”.

“Que me den un cheque con una figura ridícula para otorgar una medalla olímpica, y encima no lo recibo físicamente ni se puede cobrar, quién sabe hasta cuándo, es una falta de respeto colosal”, lamentó Fuentes. en su página de Facebook. “Lo hago por mí mismo en primer lugar. En segundo lugar, porque se exige justicia, y en tercer lugar, porque es hora de que dejen de jugar con la juventud y la infancia del deporte como peones de la política ”, acusó.

Los dardos del deportista están dirigidos a la Administración de Jaime Bonilla, cuyo mandato finaliza el 30 de octubre, tras un controvertido pero infructuoso intento de prolongar su permanencia en el poder por tres años más. Fuentes explicó que el 12 de agosto, menos de dos semanas después de ganar la medalla en Tokio, acordó con el gobernador y el gerente deportivo de Baja California entregar el cheque.

“Es un gran mérito”, dijo Bonilla en una mesa redonda con atletas, entrenadores y jueces que representaron a México en los Juegos Olímpicos. El gobernador, del gobernante partido Morena, destacó que los deportistas no reciben el apoyo suficiente de las autoridades en México en comparación con otros países. “Aremi, el Estado de Baja California está muy orgulloso de ti”, le dijo el gobernador a Fuentes luego de entregarlo reconocimiento y tomar fotos oficiales.

El medallista aseguró que otros mexicanos recibieron estímulos económicos tres veces mayores a lo prometido por las autoridades de Baja California. “Me parece irrespetuoso que se haya utilizado la imagen de mí como atleta olímpico”, se quejó. “Es posible que se alarguen con discursos y promesas hasta que cambie el gobierno en noviembre y por eso es ahora o nunca”, agregó el deportista unas horas después en un mensaje escrito. Ni Bonilla ni el Instituto estatal de Deportes y Cultura Física han respondido a los reclamos en sus redes sociales.

Fuentes, de 28 años, nació en una familia humilde en Tonalá, en el Estado de Chiapas, y se mudó a Mexicali (Baja California), en el otro extremo del país, para continuar su carrera deportiva. Comenzó en el atletismo, pero la falta de resultados la hizo probar suerte levantando pesas. “He competido por Baja California en tres Juegos Panamericanos y traje medallas de bronce y plata, dos Juegos Centroamericanos con dos medallas de oro, plata y bronce, incluyendo un récord centroamericano. Varios campeonatos del mundo con un cuarto lugar y una medalla de bronce ”, recordó el medallista.

En Tokio, logró un sufrido triunfo tras vencer a la surcoreana Suhyeon Kim y asentarse en el podio, solo por detrás de la ecuatoriana Neisi Dajomes y la estadounidense Elizabeth Nye. Es el mayor logro del país en la disciplina desde la medalla de bronce obtenida por Luz Acosta en Londres 2012, una hazaña solo superada por el histórico oro de Soraya Jiménez en Sydney 2000 y la plata de Damaris Aguirre en Beijing 2008. “Cualquier apoyo que yo He recibido por deporte lo agradecí en consecuencia, nunca he reclamado una atención especial, siempre he pagado lo que no me han dado de mi bolsillo, pero es imposible limitarme esta vez ”, declaró Fuentes.

Suscríbete aquí para Boletin informativo de EL PAÍS México y reciba todas las claves informativas de la actualidad de este país