Cualquier ciudadano suizo que pueda convencer a amigos, compañeros o familiares de que se vacunen contra el coronavirus podría ser recompensado con hasta 50 euros, según planteó este viernes el ministro de Sanidad, Alain Berset.

La persona vacunada solo tienes que mencionar quien logró convencerte recibir la inyección para poner en funcionamiento este esquema, que se desarrollaría mediante un sistema de vales canjeables en cines o restaurantes.

Ahora la decisión queda en manos de los cantones suizos, que tienen hasta mediados de este mes para pronunciarse.

Solo el 58,46 por ciento de los ciudadanos suizos están completamente vacunados, según datos de salud pública; una proporción es demasiado baja para que el gobierno levante medidas de protección, como el requisito de que las personas usen máscaras en el transporte público.