A tan solo dos horas de Madrid está el Reserva de la Biosfera Siberia Extremadura. Un área de 155.000 hectáreas, situado al noreste de la provincia de Badajoz, compuesto por once municipios marcados por la abundante naturaleza en el que destacan los prados, olivares, llanuras de pastos y densos bosques. Además de un riqueza cultural e histórica que se completa con depósitos como Dolmen de Valdecaballeros, pinturas rupestres del Risco, puentes medievales, iglesias mudéjares y ermitas. Sin olvidar la importancia del agua en esta zona donde lo hacen los ríos Zújar, Guadalupejo, Estena y Guadiana y sus cuatro embalses -Cíjara, García Sola, Orellana y La Serena-. la región con la costa más interior del país.

Su riqueza cultural

Pinturas y dólmenes prehistóricos, fortalezas, necrópolis y castillos Forman parte de las infinitas muestras históricas de gran riqueza cultural que se pueden encontrar en Extremadura Siberia. Dos de los restos más antiguos son el dolmen y el Castro de Valdecaballeros, al igual que las pinturas rupestres de Risco, Peloche o Fuenlabrada de los Montes o la ciudad romana de Lacimurga, que permaneció habitada hasta la Edad Media.

Dolmen de Valdecaballeros © Reserva de la Biosfera La Siberia

Vive la experiencia de un ‘road trip’

Una de las mejores formas de visitar gran parte de los municipios y los beneficios que componen Siberia Extremadura es por un viaje en coche o moto -esta última es una auténtica delicia- para la red de carreteras que atraviesa la provincia de Badajoz. Además, toda el área ubicada al noreste tiene 16 miradores repartidos por toda la reserva desde donde disfrutar de los mejores paisajes. Y una nota: dos de ellos son especialmente adecuados para ver y escuchar el bramido de los ciervos, un evento que ocurre con la llegada del otoño.

La mejor época para disfrutar del bramido es el otoño © Reserva de la Biosfera La Siberia

Navegar en Extremadura

Siendo la región con la costa más dulce del país, Extremadura Siberia permite a locales y visitantes caminar desde el agua. Y es que desde el bote, el bote, el kayak y la canoa, es posible llegar a vislumbrar lugares como el misterioso dolmen de Valdecaballeros o comer en un restaurante al pie del agua, La Barca del tío Vito, los platos tradicionales de la zona como el escarapuche o el estofado de cordero.

Desde el agua, Siberia Extremadura ofrece nuevos paisajes © Reserva de la Biosfera de la Siberia Extremadura

Avistamiento de aves

Más de 170 especies de aves Habitan la Reserva de la Biosfera extremeña de Siberia. su variedad de hábitats entre los bosques, prados, llanuras y olivares que la componen hacen de esta área un espacio perfecto para la observación de aves. En otoño es especialmente hermoso para disfrutar las migraciones de las grullas que llegan cada año desde el frío centro y norte de Europa en busca de tierras más cálidas en el que alojarse durante el invierno.

Una de las fotografías de buitres que se pueden disfrutar en las rutas de ornitología © Reserva de la Biosfera de La Siberia Extremadura

El mejor lugar para ver las estrellas.

No hacen falta muchas razones para entender por qué la Reserva de la Biosfera Siberiana de Extremadura es el lugar ideal para disfrutar del manto de estrellas. Buenas condiciones climáticas en la zona. Y lo que es más importante baja contaminación lumínica, hacen de esta zona el espacio perfecto para los amantes de la astroturismo.

Las noches de otoño e invierno, aseguran los expertos, son las mejores para disfrutar de la mano de las estrellas © Reserva de la Biosfera de La Siberia

Naturaleza incomparable

El senderismo es una de las actividades de ocio más habituales disfrutar de Extremadura Siberia, de hecho, por eso hay 34 rutas marcadas por el cual recorrer buena parte de la zona. Ejemplos de ello son el sendero de la raña de los Lobos, el desfiladero de los Acebos o el que te lleva al mirador de la Pretura del Benazaire.