La vicepresidenta de Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha adelantado este lunes en el Congreso cambios en la tarifa regulada PVPC para intentar estabilizar la factura de la luz, aunque ha descartado una intervención pública para fijar precios máximos o mínimos en el mercado mayorista, como demanda su socio de coalición, Unidas Podemos.

Así, Ribera ha destacado que existe una “prohibición expresa” en la legislación comunitaria fijar precios en los mercados mayoristas, establecer precios máximos o mínimos y también la obligación de aplicar precios marginales.

“Este Gobierno nunca va a promover la adopción de medidas que sabemos de antemano que son directamente contrarias al derecho comunitario”, ha zanjado el vicepresidente tercero, quien cree que “eso es lo peor que se puede hacer”.

En cualquier caso, se ha asegurado de que el Gobierno dará “batalla política” en Bruselas lograr mecanismos con los que bajar la factura de la luz a los consumidores, incluso a costa de las utilidades de las empresas.

Es en este ámbito donde se han enmarcado el Fondo Nacional de Sostenibilidad y los mecanismos aprobados para reducir los llamados ‘beneficios caídos del cielo’. Ambas medidas acaban de iniciar su tramitación en el Congreso.

En otro momento de su comparecencia, Teresa Ribera ha acusado a “las eléctricas de no mostrar” ninguna empatía social ante la subida del precio de la electricidad. “Y aunque suene a broma, la empatía social se cotiza en bolsa“, agregó la ministra durante una comparecencia en el Congreso a petición propia para explicar el alza en el costo de la electricidad.

Estas declaraciones ocurren en un contexto de máximos históricos en el precio de la electricidad. La electricidad en el mercado mayorista ha batido todos los récords durante el mes de agosto y este martes alcanzó un nuevo máximo, situándose en 130,53 euros el megavatio hora (MWh), casi un 5% por encima, unos seis euros, desde los 124,45 euros / MWh registrados en Lunes.

Asimismo, el precio medio de la electricidad se elevó a 105,94 euros el megavatio hora (MWh) durante agosto, lo que representa 192,7% más que el mismo mes del año pasado y un 14,6% más que en julio, según el Barómetro Energético mensual publicado este lunes por la Asociación de Grandes Consumidores de Energía (AEGE).

El barómetro también estima que el precio medio del mercado eléctrico español es de 87,17 euros el megavatio hora, teniendo en cuenta la evolución del mercado en lo que va de año y las cotizaciones de precios futuros.

Este precio ha experimentado un incremento del 155,6% respecto a 2020 y es un 16,6% más caro que el mercado alemán y un 8,9% más caro que el mercado francés.

Esta subida ha impulsado el Índice de Precios al Consumidor (IPC), que ha registrado una subida del 0,4% en agosto respecto al mes anterior y ha situado su tasa interanual en el 3,3%, cuatro décimas por encima de julio, según datos avanzados publicados este lunes por el INE.

Con los datos de agosto, el IPC interanual encadena su octava tasa positiva consecutiva y continúa en sus niveles más altos desde 2017. Según Estadísticas, en el comportamiento interanual del IPC destaca la subida de los precios de la electricidad, mayor este mes que en agosto del año pasado.

Críticas a la oposición

El repunte de la luz le ha valido al gobierno las críticas de la oposición. La diputada nacional por el PP de Málaga Carolina España ha destacado este lunes que “Agosto termina como empezó, con un nuevo récord histórico en el precio de la electricidad, ya que la factura subió un 25% respecto a la semana pasada y superó los 124 euros el megavatio por hora “.

Así lo explicó en una rueda de prensa, donde ha lamentado que los españoles afronten la “factura de la luz más cara de la historia”, lo que hace augurar un “septiembre negro para familias y empresas”. Además, señaló que “al regresar a la escuela, se suma el incremento en el precio de la canasta de la compra, gasolina y combustible, además de la factura de aire acondicionado de agosto”.

“El precio de la electricidad se ha triplicado respecto al año pasado y ahora pagamos casi 28 euros más que en 2020, por lo que la factura media se acerca a los 100 euros, tal y como advierten las asociaciones de consumidores”, ha dicho España, al mismo tiempo que ha afectado que “pagamos más que Francia, Alemania y el Reino Unido, y Lo hacemos con un gobierno de izquierda que ha estado de vacaciones mientras que el país pierde competitividad en su industria y su economía. “

También el diputado nacional ha cuestionado “¿Por qué no aparece Sánchez? en el Congreso para detener esta nueva tarifa, “alegando que” la electricidad ha disparado el IPC de agosto a 3.3%, la tasa más alta de los últimos nueve años. “