Tren Renfe Avlo en la estación Madrid-Atocha.
Tren Renfe Avlo en la estación Madrid-Atocha.Pablo Monje

Renfe sufrió una pérdida neta de 241,8 millones de euros en el primer semestre de 2021, un 15,2% más que los registrados en el mismo período del año anterior, a pesar de que el número de viajeros aumentó en más de 10 millones en esos meses respecto a 2020 La empresa ferroviaria transportó 144,9 millones de pasajeros, un 7,7% más, pero aún lejos de los 261 millones que viajaron en el primer semestre de 2019, según datos de la empresa pública a la que ha tenido acceso a este diario.

La empresa que preside Isaías Táboas sufrió en 2020 el peor ejercicio de su historia con unas pérdidas operativas récord de 479 millones de euros, frente a los 107 millones de euros que ganó en 2019, y un colapso en el número de viajeros, que se redujo a la mitad (-47,8%), por las restricciones de movilidad como consecuencia de la pandemia de coronavirus.

Más información

De enero a junio de este año, los ingresos del operador, incluidas las subvenciones estatales a los servicios de Cercanías y Media Distancia (comarcales), ascendieron a 1.427 millones de euros, un 6,87% inferiores a los obtenidos en el mismo periodo del año anterior y lejos de los 1.783 millones registrados en el primer semestre de 2019.

Estos resultados evidencian la paulatina recuperación del tráfico ferroviario tras el levantamiento de las restricciones de movilidad que sufrían los ciudadanos de distintas autonomías y que estaban vigentes especialmente en el segundo trimestre de 2020. Sin embargo, los viajes se recuperan con mayor rapidez en las rutas de Cercanías, las realizadas por viajeros para ir al trabajo o en su rutina diaria, que en Larga Distancia. Así, mientras que el número de viajeros creció un 11% en los primeros seis meses, el del AVE se desplomó un 15%, según el informe de transporte publicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Los datos de junio ya apuntaban a una cierta recuperación, con un aumento del tráfico ferroviario de pasajeros de 14 millones en comparación con el mismo mes del año pasado. Los pasajeros de cercanías pasaron de 20,3 a 32,4 millones, mientras que los del AVE casi se multiplicaron por cuatro para superar el millón.

Todas las divisiones de Renfe perdieron dinero en el primer semestre, excepto Alquiler de Equipos, que ganó 11 millones. Renfe Viajeros, principal fuente de ingresos, perdió 205,3 millones de euros, un 16,4% más que en el mismo período del año anterior. Mercancía perdió 14,6 millones y Mantenimiento, 21 millones.

Renfe Merchandise multiplicó por diez sus pérdidas operativas hasta los 44,5 millones (-3,7 millones en 2019). Esa unidad aún no levanta cabeza, y los sucesivos planes para dinamizarla con la búsqueda de un socio privado logístico o industrial han resultado un fiasco. En 2020 volvió a perder terreno frente a otros medios de transporte, sumando 14,3 millones de toneladas transportadas, un 16,1% menos que el año anterior.

Hay que tener en cuenta que Renfe se enfrenta desde el 10 de mayo a la competencia de Ouigo, el servicio de alta velocidad de bajo coste de la SNCF francesa, que opera la línea Madrid-Barcelona. Ante la ofensiva comercial, Renfe no ha tenido más remedio que reactivar el lanzamiento de Avlo, su propio AVE bajo costo, cuyo estreno en abril de 2020 fue suspendido debido a la pandemia, y que Comenzó el 23 de junio. A la competencia se suma la nueva estructura tarifaria dinámica, basada en la demanda en cada franja horaria, lanzada por el operador público el pasado mes de junio. Ambas maniobras buscan incrementar el número de viajeros, pero también repercutirán en los ingresos.

Resultados adif

Por su parte, Adif también sufrió unas pérdidas de 284,95 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone recortar un 12,3% las cifras rojas de 325,19 millones registradas en el mismo periodo del año anterior, una mejora que el administrador de infraestructuras ferroviarias. atribuye al aumento del pago de las tasas ferroviarias, que se recuperan progresivamente a medida que aumenta la movilidad.

La facturación conjunta de sus dos sociedades —Adif y Adif Alta Velocidad— fue de 440,93 millones de euros, un 2% menos que en el primer semestre del año pasado, y corresponde en su totalidad al cobro de estas tasas, en alza tras las restricciones pandémicas han sido levantados. En concreto, el cobro de tasas por el uso de las líneas de la Red Ferroviaria de Interés General (RFIG) durante el primer semestre aumentó un 1,02%, debido al incremento del tráfico en un 4,22%.



Source link