El expresidente brasileño Lula da Silva es un ícono de la izquierda del planeta. Y Podemos no ha querido dejar pasar este sábado la oportunidad de hacerse una foto en Madrid con el histórico líder del Partido de los Trabajadores. Los morados se reflejan en la suerte de Lula, condenado y encarcelado en Brasil por corrupción “injustamente”. Por ello, han lamentado haber sido víctimas del mismo ‘golpe’ judicial.

El exlíder de Podemos Pablo Iglesias ha abierto la prohibición: “Me gustaría destacar otra dimensión de Lula, porque estamos en España. Lula fue y es víctima del ‘lawfare’. Fue juzgado, condenado y encarcelado injustamente. El ‘lawfare’ es el nuevo golpe, en el que los medios de comunicación y los poderes económicos se alían con los poderes judiciales para ganar lo que no pudieron ganar en las urnas. El ‘lawfare’ es una amenaza contra la democracia ”.

La verdad es Podemos se siente víctima de una persecución constante a raíz de un caso judicial y una demanda. Esa es la razón por la que el hombre fuerte de la púrpura en materia judicial y secretario de Estado para la Agenda 2030, Enrique Santiago, ha ido al grano: “Los jueces de hoy actúan como ayer actuaron los militares”.

Lula, la estrella

Podemos y toda una amalgama de siglas de izquierda -Partido de los Trabajadores (PT), PT Madrid, IU, PCE, PSOE, Bloco de Esquerda de Portugal, CCOO y UGT- han sentado algunos de sus rostros más destacados en una reunión para “Construyendo el futuro” con Lula, de gira europea, como estrella invitada. La izquierda se siente vencedora de la guerra de ideas que ha provocado la pandemia. Y se ha percibido en el entorno. Unas 300 personas, según la organización, se han reunido en la Casa de América para escuchar al expresidente brasileño..

Más allá de lamentar las maniobras del poder judicial, La izquierda que se ha citado este sábado viene a decir que el Estado se ha ganado el mercado; que la sociedad ha ganado al individuo y que la derecha lo tiene complicado, porque la esperanza vuelve a unir a los votantes progresistas. Y es que Lula es el puente que conecta la izquierda en Brasil con los planes de la vicepresidenta Yolanda Díaz de aglutinar todo el espacio a la izquierda del PSOE. Sin embargo, ambos se vieron este viernes.

El problema para Podemos y los suyos son los torpedos. “Vale la pena hacerse una pregunta. Si el ‘lawfare’ es un fenómeno exclusivo de Brasil, Latinoamérica … un dispositivo para la recuperación del poder por parte de la derecha o si es algo que también ocurre en España. Si en España tienen Existieron montajes judiciales dirigidos contra líderes políticos. Cabe preguntarse si hay poderes del Estado, militares, altos mandos de la policía y la guardia civil y jueces que conspiran contra la democracia tratando de revertir lo que decían las urnas.. No me corresponde a mí decirlo, pero hay gente aquí hoy que, junto a Lula, puede dar respuesta a esta pregunta ”, ha remachado Iglesias en referencia a la portavoz morada Isabel Serra y hasta al exdiputado morado Alberto Rodríguez.

El exlíder de United We Can, Pablo Iglesias, junto a Lula da Silva e Ione Belarra, este sábado en Madrid.

Podemos ver una conspiración permanente del estado profundo para evitar su acción gubernamental. Y el propio Santiago le ha dado un nombre: “Guerra”: “Esta guerra está alimentada por un uso ilegítimo de la ley destinado a eliminar políticamente a adversarios incómodosLa secretaria de Estado ha aprovechado la reapertura del caso por presunta financiación irregular de Podemos … “Se han abierto quince y ya se han cerrado”, ha lamentado.

El secretario general de Podemos, Ione Belarra, ha explicado a Lula que su partido es reciente y que es la encarnación institucional del espíritu del 15M. Y le ha hecho una advertencia para que mantenga apretadas las filas de la izquierda: “Sé que lo que pasó en Brasil pudo haber pasado en España. Por eso soy un firme defensor de las alianzas internacionales”. Podemos, el partido que aprendió a hacer política en América Latina, vuelve a ponerse al servicio de la izquierda del otro lado del charco.