Actualizado: 28/08/2021 11:53 h.

Elisenda paluzie, presidente de la ANC, ha dado un giro de 180 grados al tradicional mensaje contra la Moncloa en el manifestación de la Diada. La manifestación independentista en marcha del 11 de septiembre se centrará en presionar al Ejecutivo catalán para “Completa el proceso de independencia”. Sin embargo, el mandatario ha asegurado que son “conscientes” de que se trata de “un reto muy complejo”.

La separación del Estado en el Diada de este año es un hecho inédito en los últimos años, en el que los mítines independentistas del Congreso Nacional Africano estaban destinados a cargar contra Moncloa. En una entrevista con Europa Press, Paluzie ha destacado que el 11S de este año reivindica el referéndum ilegal del 1 de octubre “en un contexto en el que se han dicho demasiadas cosas y se ha engañado el significado del 1-O”, para valorar lo que considera una victoria y dar voz a quienes apoyaron la independencia durante la consulta de 2017.

Contra los políticos independentistas

los independencia ha perdido fuerza en los últimos años, marcada por la perdona, las restricciones pandémicas y una crisis económica derivada de ella, que han desinflado el soufflé. Esto no ha complacido a organizaciones como la Congreso Nacional Africano. “Queremos recordarles a los partidos políticos e instituciones que la gente siempre ha estado ahí cuando se le ha pedido que esté, y que tiene la obligación de lograr la independencia y trabajar por sus objetivos políticos”, aseveró. Paluzie.

El líder independentista ha dejado fuera de la ecuación el políticos indultados que no tendrán “un papel específico” en la manifestación de septiembre. Pueden asistir, ya que cualquier ciudadano es bienvenido ”, ha remarcado la presidenta de la ANC, aunque ha detallado que este año no se prevé que tengan un espacio reservado. El disgusto de la sociedad con los líderes nacionalistas es evidente y Paluzie solo ha nombrado a tres políticos que serán bienvenidos por haber sido miembros de la secretaría nacional de la asociación: Quim Torra, ex presidente de la Generalitat, Carme forcadell, ex presidente del Parlamento, y Jordi Sánchez, secretario general de JxCat.

Reactivar las bases en medio de una pandemia

Joan Tardà, exdiputado de ERC en el Congreso, destacó en una ocasión que los independentistas de Cataluña son capaces de “Hacer grandes manifestaciones nunca vistas en Europa”. Pero Paluzie ha huido de este comunicado y ha advertido que “No sería correcto comparar esta Diada con las anteriores a la pandemia” por las restricciones de la COVID-19, lo que afectaría el número de manifestantes este 11 de septiembre. “También somos conscientes de que no se trata de una competición récord Guinness”, declaró el presidente de la ANC.

La desmovilización en el ámbito independentista, más acusado por el coronavirus, es el golpe que Paluzie quiere evitar que el movimiento dure en Cataluña. “Nosotros las entidades tenemos la responsabilidad de no perderlo, porque es lo que te da una fuerza enorme en el momento en que se determinan las instituciones, y ahora no las vemos así”, aseguró. También considera que la marcha del 11 de septiembre será el inicio de la reactivación de las bases nacionalistas.