Sigue los problemas en las fiestas del barrio de Sants, en Barcelona. En la madrugada de este jueves han seguido organizando botellas grandes, en las que destacaron la falta de mascarillas y las pocas medidas de seguridad contra el covid. Más tarde, cuando la policía ha intentado desocupar la plazaAlgunos jóvenes se han enfrentado a los agentes, arrojándoles objetos y volcando varios contenedores.

Alrededor de las 3.00 de la mañana, los Mossos intentaron disolver las botellas, aunque fueron recibidas con el lanzamiento de varias botellas y vasos, tras lo cual el carreras luz apagada. A pesar de esto, algunos se han detenido a enfrentarse a los agentes.

Tras lo ocurrido, un joven ha sufrido un percance y ha sido atendido por los servicios de urgencias, debiendo ser hospitalizado.

Eugenio Zambrano, portavoz del sindicato mayoritario de la Guardia Urbana de Barcelona del CSIF, ha asegurado en Telecinco que hay “falta de previsión, planificación, gestión”, a la que hay que añadir “la decisiva falta de apoyo institucional, que junto con el deterioro que estamos teniendo en el principio de autoridad, es muy importante hacer cumplir las reglas ”.

Zambrano ha solicitado la apertura de la vida nocturna, ya que “en el local se controla más la transmisión que en la vía pública, los partidos ilegales van a generar una nueva ola precisamente por el incumplimiento”. Zambrano ha asegurado que, “con la vida nocturna abierta, es más fácil para nosotros desde el ámbito de nuestro rol de policía administrativa controlarla, porque la gente del local cumple con la normativa”.