El presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas ha instado al secretario general de la ONU, António Guterres, a convocar una conferencia de paz para discutir la situación en Oriente Medio. y le ha dado a Israel un año para redefinir las fronteras de los dos estados hipotéticos, sobre la base de las divisiones bélicas anteriores a 1967.

“Nuestra paciencia y la paciencia de nuestra gente tiene un límite”, Ha proclamado Abbas este viernes ante la Asamblea General de la ONU, donde ha vuelto a defender el derecho palestino a la “existencia” y su propia “identidad”, que también pasa por “defender” la tierra que considera suya.

Abbas ha apelado a las resoluciones de la ONU y al Derecho Internacional para exigir un nuevo escenario y proponer que el Cuarteto de Paz de Oriente Medio —Naciones Unidas, Unión Europea, Estados Unidos y Rusia— vuelva a tomar las riendas.

Con el fin de lograr avances tangibles, ha estipulado un período de un año para resolver las cuestiones pendientes. algo que parece complicado dado el rechazo a Israel, independientemente del gobierno en el poder, considerar la cesión de territorios colonizados para configurar un estado palestino con Jerusalén Este como su capital.

“Si no se logra, ¿por qué debería mantenerse el reconocimiento de Israel de las fronteras de 1967?”preguntó Abbas, quien ha lamentado que las autoridades israelíes hayan “ignorado” históricamente la solución de dos Estados que afirma, por ejemplo, que Naciones Unidas ha defendido.

El líder palestino también ha adelantado que acudirán a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para examinar “la legalidad de la ocupación” y ha exigido el apoyo de la comunidad internacional a sus acusaciones. “El colonialismo y el apartheid están prohibidos por el derecho internacional”, ha sentenciado.

Para Abbas, Israel no ha cumplido ninguna de sus “obligaciones”. En cambio, lo ha desafiado a demostrar que las autoridades palestinas en algún momento han rechazado “una iniciativa auténtica y seria para lograr la paz” en la región. Este “régimen colonial”, agregó, “ha establecido que nuestra tierra desaparecerá, no importa cuánto tiempo tarde”.

El presidente de la Autoridad Palestina también ha pasado por alto que algunos países “se niegan a reconocer la realidad de que Israel es una potencia ocupante, que practica el apartheid y la limpieza étnica”. Sin aludir a ningún gobierno específico, ha advertido que estos respaldos solo alimentan la “arrogancia” israelí y la violación de las resoluciones de la ONU..

Elecciones

Abbas también espera que haya “presión” de la comunidad internacional para que los palestinos también puedan votar en Jerusalén Este.. La negativa israelí a permitir que los residentes de esta zona votaran fue el argumento utilizado por Abbas para posponer las elecciones parlamentarias y presidenciales programadas originalmente para mayo y julio.

“No hemos cancelado las elecciones, solo las hemos pospuesto”, ha calificado Abbas, que aún espera lograr las “condiciones necesarias” para formar un nuevo “gobierno de unidad” con el que superar la actual pugna de poder entre Cisjordania y la Franja de Gaza, este último territorio controlado por Hamas.

Abbas ha defendido como muestra de su compromiso con las elecciones locales previstas para diciembreAunque Hamas ha advertido esta semana que no participará si no se convoca también a generales.