Más de cincuenta menores se han fugado del polideportivo Santa Amelia de Ceuta por el miedo a ser repatriados a Marruecos, como lo han sido treinta jóvenes que entraron en la frontera hace casi tres meses entre este viernes y sábado.

Los intentos de fuga se vienen produciendo en las últimas horas, han informado a Efe fuentes policiales. Y lo que es más ha habido varios altercados, lo que ha obligado a los agentes de la Policía Nacional a actuar para intentar restablecer el orden, han indicado las mismas fuentes.

Hay menores que no quieren regresar a su país de origen y que sueñan con poder quedarse en la ciudad autónoma de Ceuta hasta que aprovechen una oportunidad que les permite esconderse en un camión que embarca hacia la península para intentar buscar una vida mejor.

Sin embargo, la orden dada por el Ministerio del Interior puede acabar con este sueño, por lo que desde este viernes protagonizan estas filtraciones. Después del inicio de las repatriaciones las literas han comenzado a desmantelarse y retirarse quienes fueron trasladados al polideportivo Santa Amelia para albergar a los menores.

Se estima que en Ceuta todavía hay un millar de los menores que cruzaron la frontera hace unos meses por la pasividad de las autoridades marroquíes, de los cuales algo menos de 750 se encuentran alojados en varios albergues temporales que se han habilitado.

Tanto la Fiscalía General del Estado como la Fiscalía de Ceuta están investigando la decisión del Ministerio del Interior, que en ningún momento ha informado al Ministerio Público de su plan. A pesar del inicio de procesos y las presiones que se están produciendo desde distintos niveles, El Gobierno del Interior mantiene su pretensión de devolver a los menores.



Source link