Isabel Díaz Ayuso expuso esta tarde en Valencia unidad con Pablo Casado. Recién llegada de Estados Unidos y con todos los focos sobre ella, la presidenta madrileña se sentó en primera fila con el resto de barones comunidades autónomas para escuchar es el discurso del Secretario General, Teodoro García Egea, que fue nombrándolos uno a uno para que el pleno de la Conferencia Popular #Creer Los aplaudiría de pie.

Cuando llegó su mención, García Egea, tras semanas de tensión con el equipo de la dirigente madrileña en función de cuándo se celebrará el congreso y si debe presidir la formación o tiene que ser la alcaldesa de la capital, José Luis Martínez Almeida, nuevamente insistió en que La victoria en las elecciones del 4 de mayo no fue solo para Díaz Ayuso sino “para el PP”.

“Sin partido no hay gobierno”García Egea recordó a la audiencia en la que cientos de alcaldes y presidentes provinciales están en un mensaje para Ayuso, al tiempo que insistió en que lo más importante de su victoria en 4M, como anteriormente en Galicia a cargo de Alberto Núñez Feijóo -con mayoría absoluta- o en la Junta de Andalucía que hoy preside en coalición con Ciudadanos Juan Manuel Moreno Bonilla, la cosa es “A Sánchez le pueden batir y le van a batir”.

Nada más acabar Egea, Ayuso se acercó a Casado entre una nube de periodistas para saludarse entre aplausos de los cientos de cargos y militantes que acudieron a la convención de Valencia.

Tan pronto como el secretario general terminó su intervención, en la que reveló que el mérito de Casado es su esfuerzo a favor de la “reunificación del centro-derecha en la política de tierra arrasada del sanchismoIsabel Díaz Ayuso se acercó a Casado para saludarlo en medio de una nube de periodistas y los prolongados aplausos de la audiencia.

Luego participó en una mesa redonda con el resto de los barones, que ha arrancado Núñez Feijóo señalando que la convención está siendo un “éxito” porque “aquí hay una alternativa al gobierno del PSOE y Unidos Podemos”. Feijóo, frente a Ayuso, hizo un himno a la salud pública, que nos ofrece una tarjeta “que vale más que una VISA o una Mastercard”. “Somos el partido de la Libertad, que se ocupa de los ancianos, la educación pública y equilibra las cuentas públicas”. Luego vinieron Moreno Bonilla y Juan José López Miras de Murcia.

Ayuso, presentado por Dolors Montserrat, como la persona que “ha demostrado que el populismo no tiene cabida”, arrancó con muchos aplausos, señalando que plantar cara al populismo y a un gobierno de Pedro sanchez “Contra” la Comunidad de Madrid, con presencia “comunista”, hay que defender “un gobierno que no se deje confundir: la firmeza no es extremismo”. Principios como que “el silencio no es moderación”, “Cuba es una dictadura” y “la equidistancia no es moderación” son de ellos.

España necesita, prosiguió, un gobierno “que no se deje llevar por los aplausos fáciles y la mediocridad”. “Por eso tengo el gobierno de los mejores asesores, que cada uno es mejor que yo”; “Un gobierno que confía en su criterio y no se deja llevar por los titulares de la jornada porque: Las águilas vuelan solas y los cuervos en bandadas”, advirtió. “Yo defiendo una España unida y no 17 reinos de taifa”.

“Tengo el gobierno del incentivo, de los impuestos que no confiscan porque la Libertad es responsabilidad”. “Defiendo un gobierno que engaña a las bases, a los votantes, y que cumple lo que promete”, enfatizó. Estas recetas han funcionado, comentó, “porque hemos logrado sumar más asientos que los tres que quedan juntos” el 4 de mayo.

“La vida es elegir y aquí hay que elegir entre socialismo o libertad, entre Pedro Sánchez o Pablo Casado”, dijo el presidente madrileño para zanjar el “infierno” de especulaciones sobre el pulso de liderazgo que asegura haber vivido.

Pero lo mejor estaba aún por llegar. “El 4M dejó una ola de ilusión”, comenzó su final. “Desde hace un mes somos prisioneros de las noticias, viviendo un infierno mediático” en el pulso de la dirección del PP en Madrid; pero hace 16 años “Pablo Casado confió en mí para las Nuevas Generaciones y yo estuve con él y luego me dio la oportunidad de presidir la Comunidad de Madrid, que es mi salida y mi meta política… y hoy quiero decirte Pablo , frente a tu Mujer y las personas que te quieren, quiero dejarte claro, que tengo absolutamente claro dónde está mi lugar: Madrid. Y que necesitamos que se convierta en Primer Ministro. “

“Mi proyecto siempre ha sido tuyo, esta historia no se entiende de otra manera y porque todo lo que hemos hecho en Madrid no tiene sentido si Pedro Sánchez sigue en el Gobierno de España“. La vida se trata de elecciones y aquí hay que elegir entre el socialismo o la Libertad o entre Sánchez y Casado”, recalcó.