El aumento de Salario mínimo interprofesional (SMI) está encontrando sus escollos más complicados en las últimas horas. Aunque parecía que el acuerdo estaba cerrado este jueves, ni el Gobierno ni los sindicatos quieren cerrarlo. De hecho, los representantes de los trabajadores aseguran que no lo aceptarán si tampoco se acuerda un aumento. para 2022 y 2023.

Ninguna de las dos partes que en las últimas horas están trabajando en el acuerdo cuenta con el apoyo del CEOE, eso ya ha hecho pública su negativa en varias ocasiones y considera que “no es el momento” de subirlo.

Estos días, factores determinantes para aprobar el aumento del salario mínimo antes del próximo mes, la discusión se centra en el monto del aumento para 2021 y los tiempos en que se aplicará. El Gobierno tiene la pelota en su cancha para decidir si iniciarlo retroactivamente para el 1 de septiembre, como defienden los sindicatos y la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz; o si ya aplica para octubre, noviembre y diciembre, opción que defiende la ministra de Economía, Nadia Calviño.

Cabe recordar que el primer día de septiembre el Ejecutivo propuso a sindicatos y empresarios levantar el SMI 15 euros este año, hasta 965 euros. Aunque los representantes sindicales rechazaron rotundamente esta cantidad, insistiendo en que este año tendría que subir al menos a 975 euros (25 euros más), en las últimas reuniones han cambiado de posición, explicando que aceptarían un aumento más “simbólico” si A cambio, el Gobierno ya fija los incrementos para 2022 y 2023.

En opinión de CCOO y UGT, y en base a las recomendaciones realizadas por el comité de expertos, el SMI tendría que llegar a los 1.000 euros el año que viene, para llegar al 60% del salario medio en 2023. “Si no están de acuerdo con el aumento para 2022 y 2023, los sindicatos no apoyarán el aumento” en ningún caso “, en palabras del secretario general de CCOO, Unai Sordo, este jueves.

A principios de mes, la propuesta del gobierno apuntaba a aprobar otro incremento de 31 euros en 2022 y otros 31 euros en 2023. Con ese, Se alcanzarían 1.027 euros al final de la legislatura.

El SMI subirá este año

Aunque el ministro Calviño Defendió en varias ocasiones no abrir el debate del SMI hasta 2022, a la espera de ver “cómo evolucionaba la situación económica”, a mediados del verano cambió de postura y la alineó con la del ministro de Trabajo, Yolanda diaz, quien insistió en aceptar la subida “lo antes posible”.

A finales de julio, y tras la aprobación del marco macroeconómico en Consejo de Ministros, Calviño destacó que la intención del Gobierno es estudiar la situación en septiembre para acordar un aumento del salario mínimo para los últimos meses del año, aprovechando los “buenos datos” sobre la recuperación económica.