Autos propiedad de la Policía Nacional tienen una edad promedio de 12 años y cuatro meses, dentro de una flota de 14.236 vehículos, contando también los adquiridos a través del sistema de renting, en este caso alquilados por un período de cuatro años.

Los datos están contenidos en una respuesta parlamentaria escrita, consultada por Europa Press, a las preguntas del Grupo Parlamentario PP. El Gobierno sostiene que “todos los vehículos operativos de la Policía Nacional han tenido una ITV favorable ”.

“Cabe señalar que estas adquisiciones se realizan a partir del máximo concienciación en la lucha contra el cambio climático, por eso va a seguir apostando por la adquisición de vehículos híbridos ”, dice tras mencionar el ‘plan de renovación’ impulsado por la Dirección General de Policía.

“Cabe destacar que estas adquisiciones se realizan a partir del máximo concienciación en la lucha contra el cambio climático, por eso va a seguir apostando por la adquisición de vehículos híbridos ”, dice tras mencionar el ‘plan de renovación’ impulsado por la Dirección General de Policía.

Al 10 de mayo del presente año, la cantidad de vehículos -incluyendo celulares, camionetas o SUVs- con más de 300.000 kilómetros era de 157 y la 4.041 de los que tienen más de 15 años.

El Ejecutivo también informa que desde 2015 hasta la actualidad, el diferentes servicios provinciales un total de 7.532 vehículos.

176 vehículos inteligentes “i-Zeta”

También se refiere al plan de la Dirección General de Policía para la renovación de la flota de vehículos que, en 2020, ha supuesto la adquisición de 450 nuevos vehículos y la renovación del arrendamiento de otros 2.312 vehículos.

Al mencionar la concienciación para prevenir el cambio climático, el Gobierno recuerda que el compromiso de “promover la transformación digitalIncluye el proyecto de movilidad inteligente Zeta “i-ZETA”, para el que ya se han adquirido los primeros 176 vehículos de este tipo.

El “i-ZETA” incorpora, entre otras mejoras, equipos electrónicos especiales, con sistemas de reconocimiento de matrículas y posibilidad de enviar información desde el vehículo a las bases de datos.