Los datos publicados este sábado por algunas comunidades autónomas muestran que la tendencia de la quinta ola de coronavirus continúa bajando, especialmente en la presión asistencial y la incidencia acumulada, aunque también se nota que algunos picos aislados en términos de infecciones, muertes o situación en las UCI.

Es el caso, por ejemplo, de Cantabria, donde, a pesar de que la incidencia ha bajado por primera vez en un mes y medio de 400 casos a 14 días, ha vuelto al nivel de alerta sanitaria 3 debido a la alta ocupación en las UCI, donde este sábado han ingresado dos personas más, 16 en total, y una ocupación del 15,2%.

Extremadura, mientras tanto, se ha registrado en las últimas 24 horas 499 casos positivos, en un día con dos nuevos fallecimientos, 16 nuevos ingresos hospitalarios y una incidencia a los 14 días que sigue aumentando y se sitúa en 481,22 casos y 254,28 en 7.

En Galicia, la presión sanitaria ha disminuido, con 21 pacientes menos, pero se han vuelto a registrar más de 700 infecciones en el último día (710) aunque los casos activos continúan descendiendo hasta los 11.370, lo que supone 382 casos menos frente a los 367 del día anterior.

En Cataluña, aunque la presión hospitalaria está disminuyendo, la mayoría de los indicadores epidémicos también mejoranEn el último día se han reportado 31 nuevas muertes.

En los hospitales catalanes hay un total de 1.369 pacientes hospitalizados157 menos que ayer, de los cuales 475 están en UCI, siete menos; La tasa de crecimiento potencial de la epidemia (EPG) es de 246 puntos, 12 menos, la velocidad de propagación (Rt) se ha recuperado una centésima y la IA cae tanto a 7 días (133 casos, que son 7 menos) como a 14 (322, que es 19 menos).

La Rioja ha registrado un ligero repunte de casos activos este sábado, que han subido a 1.002, 9 más que el día anterior.

A país Vasco, donde el número de pacientes en UCI se ha reducido a 73, cuatro menos que el jueves, también se han reducido los nuevos ingresos en la sala (44 frente a los 46 del día anterior). Además, disminuyeron los casos diarios, con un total de 604 (15 menos).

Andalucía ha registrado 21 muertos en las últimas 24 horas, la misma cifra que el viernes, aunque los 2.623 nuevos contagios reportados son 28 menos que ayer y la tasa de incidencia ha bajado quince puntos hasta los 356,01 casos por cien mil habitantes en los últimos catorce días.

Castilla y leon, donde se han registrado 11 defunciones, mantiene su tendencia de lento descenso en los indicadores de covidas acumulados en los últimos 14 y 7 días, hasta llegar a 325 y 144 casos por 100.000 habitantes, respectivamente, mientras que la hospitalización también mejora con leves descensos tanto en UCI (de 79 a 74) y en pisos (de 282 a 240)

Aragón ha informado de 234 infecciones, 183 menos que el día anterior, con una incidencia a los catorce días en descenso progresivo; y en Navarra los nuevos casos siguen estabilizándose en torno a 150 (155), en una jornada en la que se ha producido un fallecido y un ligero repunte de la presión asistencial con 7 nuevos ingresos, hasta 93 en total, 28 de los cuales se han encontrado en UCI, 4 más.

Baleares han notificado 284 nuevos contagios, uno más que este viernes, mientras que los pisos de los hospitales encuentran 219 pacientes, 21 menos que ayer, y las UCI están ocupadas en un 22,2%, con 76 pacientes, una menos que ayer.

Y en el otro archipiélago, Canarias, se han sumado 312 nuevos contagios, que son 44 menos que hace una semana, dos fallecimientos, mientras que en los hospitales hay 390 ingresados ​​y 97 en UCI.

Vacunación y restricciones

Asturias, Galicia, Extremadura y Castilla y León ya cuentan más del 70% de su población protegida con la directriz finalizada de antídotos contra el coronavirus y Aragón se acerca con el 68,5% de los vacunados con las dos dosis, una vez que el número de inmunizados con las vacunas en España asciende a 31.096.470, el 65,5% de la población total.

Mientras que en otras comunidades autónomas trabajan en la aplicación nuevas restricciones para contener definitivamente la quinta ola.

Desde Cataluña aseguran que el nuevo toque de queda propuesto por el gobierno catalán es necesario por razones epidemiológicas después de que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) rechazara el pasado jueves la propuesta de la Generalitat de ampliar el toque de queda a 148 municipios una semana más.

Y en Galicia la nueva capacidad para la hostelería entró en vigor la pasada mañana, en función de los niveles de restricción por parte de los municipios.

Aglomeraciones

Los Mossos d’Esquadra y la Guardia Urbana han desalojado a más de 6.000 personas en Barcelona en la segunda noche sin toque de queda, 2.500 en zonas de playa y 3.500 en el barrio de Gràcia, que celebra sus fiestas estos días.

La Ertzaintza y la Guardia Municipal de San Sebastián 15 personas han sido detenidas la mañana pasada, cuatro de ellos menores de edad, acusados ​​de cruzar contenedores y arrojar botellas y otros objetos a los agentes que controlaban el cumplimiento de la normativa sanitaria anticovídica en las calles del centro y del Casco Antiguo de la capital guipuzcoana.

En Galicia, la Guardia Civil ha disuelto esta mañana una macrobotella de unas 300 personas en la playa de Razo, en Carballo (A Coruña); En Navarra, la Policía Provincial ha denunciado en Milagro a un hombre positivo por covid-19 que se encontraba borracho y sin antifaz en la calle, y ha intervenido 8 botellas; y en Cantabria también fueron desalojados numerosos grupos de jóvenes.