El Juzgado de Barcelona ha respaldado la decisión del juez en el caso Volhov de enviar a la Audiencia Nacional a los miembros del medio ambiente del expresidente Carles Puigdemont y al “Alcalde del estado” que organizaron el 1-O ante las indicaciones de que formaban parte del “estructura organizativa” por Tsunami Democràtic.

En un coche, al que ha tenido acceso Efe, la sección 21 del Juzgado de Barcelona desestima el recurso interpuesto por las defensas contra la remisión del caso a la Audiencia Nacional, al que se adhirió la Fiscalía por considerar que faltaba la decisión del juez. los “mínima motivación fáctica y legal”.

En un caso que permanece en secreto, la Audiencia Nacional investiga desde 2019 por indicios de terrorismo la plataforma anónima Tsunami Democràtic, que organizó las principales protestas contra la condena a la cúpula de la tu procesas, incluida la ocupación del aeropuerto o el corte de la autopista AP-7.

Desvío de fondos públicos

El juez del caso Volhov, que investiga el presunto desvío de fondos públicos al entorno de Puigdemont, decidió en junio pasado enviar a la Audiencia Nacional a seis de los investigados, concluyendo que eran parte del pico del Tsunami.

Estos son tres empresarios que son miembros de la “estadística mayor” (plantilla) organizada sobre el 1-O -el ex secretario de ERC Xavier Vendrell, el exlíder del CDC David Madí y Oriol Soler, cercano a ERC-, así como el historiador Josep Lluís Alay, jefe de la oficina de Puigdemont y hombre de confianza de el expresident, a quien acompañaba cuando en marzo de 2018 fue detenido en Alemania.

También entre los investigados por Tsunami se encuentran el informático de Waterloo Jaume Cabaní, A quién vincula el juez con transferencias de fondos a Puigdemont a través de criptomonedasy la activista de ERC Marta Molina.

Para la Audiencia de Barcelona, ​​el caso Volhov revela “suficientes indicios” de que algunas personas investigadas “se integrarían en la estructura organizativa de Tsunami Democràtic y Participaría principalmente en actividades delictivas organizadas encaminadas a la movilización de la masa social independentista, al servicio de la finalidad prevista.“.

El juzgado, que descarta que se haya vulnerado el derecho del imputado a un proceso con todas las garantías, recuerda que Tsunami está siendo investigado por “promover y supuestamente llevar a cabo múltiples episodios violentos y coercitivos” y eso, dado el “dimensiones” de sus actividades, “requiere organización, planificación, jerarquía, uso de redes sociales y aplicaciones para dispositivos”.

En este sentido, destaca que el delito de terrorismo, que es competencia de la Audiencia Nacional, engloba tanto a las personas que son integrantes de bandas armadas para la realización de actos delictivos, como a quienes “cooperar en ellos o provocar la participación en ellos”.