Iberdrola ha decidido paralizar los procesos de licitación en curso de bienes y servicios asociados a la construcción de nuevos proyectos renovables en España hasta evaluar en detalle la viabilidad económica de estos proyectos tras el plan de choque aprobado por el Gobierno para reducir el precio de la electricidad.

Esto lo indica la empresa en una comunicación realizada a los proveedores implicados en los procesos de licitación de renovables en España a los que tuvo acceso Europa Press.

La empresa que preside Ignacio Sánchez Galán agradece la participación de las empresas que se han presentado a los procesos de licitación de los diferentes proyectos y asegura que les informará de cualquier decisión tomada en relación con estas licitaciones. Los proyectos que cuentan con un marco retributivo reconocido a través de subastas renovables han sido excluidos de esta comunicación.

Esta decisión de Iberdrola es resultado de un primer análisis sobre el impacto que el Real Decreto Ley 17/2021 tiene respeto por la rentabilidad de las instalaciones renovables.

La reducción del IVA al 10%, la suspensión del impuesto del 7% a la generación eléctrica, el descuento del impuesto a la electricidad al 0,5% o la deducción de 2.600 millones de euros de los ingresos de las empresas eléctricas de los denominados ‘beneficios caídos del cielo’, son algunas de las medidas adoptadas por el Gobierno español e incluidas en el citado decreto.

Una solución imperfecta

El consejero delegado de Iberdrola Renovables Energía, Julio Castro, ha señalado este miércoles en San Sebastián que las medidas adoptadas por el Gobierno para rebajar la factura de la luz son “la solución imperfecta en la que todos perdemos”.

Además, destacó que en España No se ha reformado la tarifa de “último recurso” (PVPC), por lo que todos los días “ese precio del mercado mayorista se traspasa al pequeño cliente, y se ha desatado un tsunami de pérdida de confianza en las renovables que amenaza los objetivos de transición ecológica y descarbonización. “