La Xunta de Galicia y los hoteleros convocados a reunión este lunes han coincidido en incorporar la exhibición del certificado covid para los clientes de los establecimientos, requisito que ya está implantado en los locales de ocio nocturno y que, en todo caso, debe ser ratificado por el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG).

Específicamente, si está respaldado por el TSXG, Los restaurantes incorporarán este certificado durante todo el día, mientras que los bares y cafeterías deberán reclamarlo a los clientes después de las 21:00 horas.. Además, las mesas de interior se reducirán, de diez a ocho personas, mientras que en el exterior pasarán de 20 a 15 como máximo; mientras que los horarios y la capacidad actuales siguen siendo los mismos.

La exigencia de esta acreditación -ya sea vacunación, recuperación de la enfermedad o prueba negativa- ya fue incorporada por la Xunta durante el verano, pero el salón de vacaciones TSXG anuló la medida, que, finalmente, El Supremo avaló en parte, por eso el vicepresidente primero de la Xunta, Alfonso Rueda, confía en que ahora no supone un problema que salga adelante. La solicitud de autorización se enviará esta semana para que las medidas puedan comenzar “lo antes posible”.

Tras la sentencia del Tribunal Supremo, en Galicia se ha implantado el certificado de covid en la vida nocturna, con el aval del Tribunal Superior de Justicia de Galicia, así como en albergues y, desde el pasado sábado, en hospitales para los acompañantes o visitas de pacientes ingresados.

En el encuentro han estado, por parte de la Xunta, el vicepresidente primero, Alfonso Rueda; el concejal de Sanidad, Julio García Comesaña; la directora general de Salud Pública, Carmen Durán; y el director general de Emerxencias, Santiago Villanueva. Por parte del sector de la hostelería, entre otros y con la presencia de todas las provincias, han acudido en persona el presidente de los Hoteleros de Lugo y la Asociación Gallega de Hostelería, Cheché Real, y el presidente de los Hoteleros Pontevedra, César Ballesteros.

En la actualidad, la capacidad en hostelería es del 100%, tanto en terrazas como en interiores, y existe un nivel de seguridad que reduciría la capacidad en interiores al 30% y al 50% en exteriores.

Tan pronto como sea posible

El primer vicepresidente de la Xunta, quien recordó que esta reunión ya estaba programada, señaló que las condiciones en las que se ha desarrollado esta reunión “no tienen nada que ver con eso”. con el contexto en el que se enmarca este encuentro, con datos epidemiológicos más positivos y no en alza. En la última semana, Galicia ha aumentado los casos activos en más de 1.400.

“No podemos olvidar que el virus está entre nosotros”, ha lamentado Rueda, quien ha indicado que la Xunta transmitió a los representantes del sector la situación epidemiológica y la necesidad de “tomar medidas”. Por lo tanto, se mantienen la capacidad y los horarios, pero se han decidido algunas medidas de seguridad adicionales.

El “compromiso” de la Xunta, explicó Rueda, es que las nuevas medidas, como “hasta ahora”, serán revisadas en función de la situación epidemiológica. Es decir, si “mejoraran” perderían efecto, pero si empeoraran, “tendrían que tomarse medidas más restrictivas”.

El primer vicepresidente también ha trasladado la solicitud al sector de su labor de “sensibilización” entre sus asociados y, a través de ellos, la clientela. “Hay que tener claro que para acceder a estos locales se debe disponer de este certificado y es obligación del local exigirlo y de quienes quieran acceder, tenerlo en su poder”., ha ilustrado Rueda, quien ha dicho que son “reglas sencillas” para “disfrutar pero en cierto sentido de estar en seguridad sanitaria”.

Rueda ha llamado, así, a la “responsabilidad” de todas las partes y recordó que existen servicios de inspección y un régimen sancionador.

La hostelería, de acuerdo mientras permanezcan abiertos

Cheché Real ha manifestado su acuerdo con medidas que les permitan “seguir trabajando”, aunque hay medidas que implican una reducción de las tablas. “Esperemos que no llegue más lejos”, ha señalado, respecto a esta rebaja, Cheché Real, quien ha dicho que las medidas abordadas son las que viene reclamando, para incorporar el certificado sin que ello implique una reducción de capacidad y horas.

“No nos parecen medidas excesivas”, ha señalado Cheché Real, quien ha señalado que la hostelería “tiene que seguir teniendo ingresos, para seguir lidiando con nóminas, impuestos y tasas”.

“Sería catastrófico si hubiera un retroceso en el sentido de que no pudiéramos trabajar en nuestros establecimientos como lo veníamos haciendo hasta ahora y volver a una situación similar o igual a hace siete u ocho meses“, comentó.

Mesas de comedor

La hostelería entiende que reducir en dos el número máximo de comensales por mesa, actualmente y con las medidas sanitarias vigentes, “no es mucho”. “Y esperamos que siga así”, remarcó, antes de indicar que si los contagios siguen aumentando, “seguro que la Xunta limitaría más” la actividad.

“Entendemos eso lo primero es la salud de los ciudadanos y el simple hecho de solicitar un certificado de vacunación o un PCR, estamos contentos porque podremos seguir trabajando ”, recalcó.

Cheché Real ha considerado que esta reivindicación del certificado Covid no cree que vaya a tener un impacto en el turismo extranjero y ha dado como ejemplo que otros países europeos ya tienen incorporado este requisito. “Nada me molesta, al igual que tengo que mostrar un DNI de un hotel, No me cuesta nada llevar esto en el teléfono y poder disfrutar de esa cena y esa cerveza o pinchos en un establecimiento de hostelería.. Para nada ”, ha sentenciado.

Aval TSXG

El vicepresidente primero de la Xunta ha apuntado que los argumentos que utilizarán ante el TSXG son “puramente objetivo” y recordó que ya se han obtenido autorizaciones para albergues u hospitales.

“Queremos hacerlo cuanto antes, por eso queríamos esta reunión y verificar el acuerdo (del sector)”, dijo Rueda, quien sobre si las medidas se mantendrán hasta Navidad, recordó que “Hoy la previsión no es mejorar” el dato, y que solo en ese caso cambiarían las restricciones. “Por eso, queremos tomar estas medidas, son sencillas y nos permitirán disfrutar del ocio responsable y nos recuerda que se puede volver a atacar con virulencia como es ahora”, dijo.