El incendio que estalló el pasado sábado entre los municipios avileños de Navalacruz y Cepeda de la Mora, que tiene un perímetro de unos 80 kilómetros, ha tenido una evolución favorable la pasada mañana, según informó la Tabla de Castilla y León a través de sus redes sociales. “Luego de una noche que ha favorecido la evolución del fuego, se incorporan los medios aéreos y se sigue trabajando con numerosas tropas para poder estabilizar y controlar las llamas”, ellos señalan.

Por su parte, el delegado territorial de la Junta, José Francisco Hernández, ha hecho referencia en su perfil de Twitter al “atentado” contra el incendio que se llevó a cabo la pasada mañana en el N-403 y que ha contribuido a “contener” y “ralentizar el progreso”.

Asimismo, Hernández ha indicado que se sigue trabajando sin nuevas evacuaciones, luego de la miles de personas que tuvieron que abandonar sus hogares en cinco localidades.

Asimismo, el delegado territorial ha subrayado que las condiciones meteorológicas han mejorado, con temperaturas más suaves.

Más de 10.000 hectáreas quemadas

Todo empezó el sábado por la mañana, cuando un vehículo arrancó junto a la N-502 que ya ha destruido más de 12.000 hectáreas de matorrales, pastos, pinos y zona boscosa.



Source link