“España no tiene que disculparse” por su papel en América, “distorsionado por la propaganda”, han coincidido varios especialistas en la presentación, este sábado, de la documental “España, la primera globalización”, un alegato contra la Leyenda Negra y que defiende la trascendencia histórica del Imperio español.

La idea de producirlo surgió de la “preocupación” que provocó su director, José Luis López-Linares, la obra “Imperiofobia y leyenda negra”, de la historiadora y escritora Elvira Roca Barea (Universidad de Luxemburgo).

La película pretende “despejar una idea de la historia de España que se nos ha impuesto de alguna manera o que hemos creído” y “despejarla de mitos y leyendas” mediante testimonio de casi 40 historiadores y otros especialistas, Explicó López-Linares en rueda de prensa.

Ha reconocido que su estreno en los cines españoles el día 15 coincide por “casualidad” con la polémica política sobre la Conquista de México, aunque “contribuye a la promoción”, ha bromeado.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, insistió este viernes en que hay que pedir perdon por la conquista española, aunque evitó discutir sobre los comentarios irónicos que hizo el expresidente del Gobierno José María Aznar sobre el origen de su nombre y apellido.

La voluntad es que la película se vea en todo el mundo y llegará a Bolivia el 11 de noviembre.

Roca Barea ha arremetido contra las “historias amputadas” y ha indicado que el documental busca despertar la curiosidad, explicar por qué hay 500 millones de hispanohablantes y acabar con los “agujeros negros de la ignorancia”, como no saber que el aliado comercial más importante que tenía China en el mundo era el Monarquía española.

En todo caso, “la historia del mundo no se puede explicar sin la historia de España”, dice en el audiovisual la directora de la Real Academia de la Historia de España, Carmen Iglesias.

El documental explica el valor de las aportaciones científicas y culturales españolas en campos como arte de la navegación y la cartografía, la primera circunnavegación o conexión marítima entre Filipinas y México.

Pero, ¿a qué y a quién se debe el creciente cuestionamiento del papel de España? “Es como una cortina de humo, quien está detrás es probablemente alguien que no está interesado en que se analice su gestión o prefiere una distracción”, dijo Adelaida Sagarra, profesora de Historia de Estados Unidos en la Universidad Española de Burgos.

Según Roca Barea, “hay una Política estatal de muchos estados de total negligencia, de total desinterés por ofrecer a sus ciudadanos una historia que no les avergüence. “

“Debemos mantener la versión catastrófica”, señaló, “no 200 años, sino 500, el tiempo que sea necesario porque estamos completamente a salvo de todos los responsabilidad por la catástrofe económica constante en Hispanoamérica, de la marginación de sus poblaciones indígenas y mestizas, la coartada perfecta ”.

Luis Ribot, catedrático de Historia Moderna de la UNED considera que han interiorizado “excesivamente” por una parte importante de la historiografía española “Todas estas críticas a la Leyenda Negra”.

Y en esas “distorsiones” sobre lo bueno y lo malo, España ha perdido “casi todas las batallas de propaganda” y “muchas batallas diplomáticas”, lamentó Ribot, añadiendo que las conquistas han tenido multitud de “atrocidades y violencias” pero también cosas buenas.

Por tanto, los procesos de la solicitud de perdón puede llegar “hasta el infinito”, por ejemplo sobre cuando los mexicas destruyeron pueblos anteriores.