Actualizado

Este domingo Alemania acude a las urnas para decidir su próximo Parlamento tras 16 años de la era Merkel. El país afronta un cambio en el que demócratas cristianos y socialdemócratas se encuentran con opciones para liderar el próximo Gobierno. Por supuesto, ninguno de ellos cuenta con hacerlo solo, pero debe cerrar acuerdos con otras formaciones.

Esto tiene mucho que ver con la procedimiento electoral, que en el caso alemán es complejo. Toda una obra de ingeniería que despierta la envidia de muchos por su gran equilibrio. El sistema obstaculiza la mayoría absoluta favoreciendo los hemiciclos coloridos, pero lo suficiente para no llegar a una mezcla rebelde de siglas. Y, por si fuera poco, esto se consigue al mismo tiempo que refuerza la relación directa entre el votante y el candidato.

Es la cuadratura del círculo, algo muy difícil de encontrar en los países que nos rodean. los Grandes sistemas como el británico recompensan a los grandes partidos por lograr gobiernos estables. Por su parte, métodos proporcionales como los neerlands representan mejor la pluralidad de ideas, pero “el proceso para formar un gobierno es muy complejo. Las negociaciones pueden llevar meses”, indica el Instituto Holandés para la Democracia Multipartidista (NIMD).

Fuente: Los profesores Manuel Vzquez Lapuente y Paz Jimnez Seral (Departamento de Matemáticas de la Universidad de Zaragoza); ‘Gramática de los sistemas electorales’, de Dieter Nohlen; bundeswahlleiter.de y elaboración propia.

Metodología: Los datos utilizados corresponden a los resultados reales de las elecciones de 2017 al Bundestag de los Laender de Hesse (Kartoffel), Sajonia (Wurst) y Berlín (Brezel), que han sido rebautizados para facilitar la explicación. En la asignación definitiva de plazas, no se ha utilizado el método aprobado en 2020.

Nota: Este gráfico es solo para fines informativos. La valoración de los sistemas electorales europeos es una simplificación realizada en base a la interpretación del periodista.

Infografía: Alberto Hernández.

Dirección artística: Mara González Manteca.

Según los criterios de

El proyecto de confianza

Saber más