Los duelos correspondientes a la cuarta jornada de la Liga Sevilla – Barcelona y Villarreal – Alavés, que estaban programados para este sábado, han sido aplazados después de que el Consejo Superior de Deportes haya decidido acoger el recurso presentado por LaLiga, que impugnó la decisión del Comité de Competición de Seguiremos celebrando estos enfrentamientos el próximo sábado después de que la propia Liga solicitara su suspensión. Así lo ha adelantado Cadena Ser y EL PAÍS ha podido confirmarlo. Los partidos fueron aplazados por la Liga de Fútbol Profesional debido a los compromisos con equipos de la Conmebol de algunos de los componentes de las plantillas de Sevilla, Barcelona y Villarreal, que no llegaron a tiempo para disputar estos partidos. El CSD ha concedido la solicitud cautelar solicitada por LaLiga, que deberá buscar una fecha para la disputa de estos partidos. “En uso de las facultades que legalmente me ha conferido, resuelvo otorgar la medida cautelar solicitada por el señor Javier Tebas Medrano López, en representación de la LNFP, consistente en otorgar el aplazamiento solicitado. Esta resolución es definitiva y contra ella se puede interponer recurso contencioso-administrativo ”, afirmó en su resolución José Manuel Franco, presidente de la CSD.

LaLiga había pedido al Comité de Competición que suspendiera estos partidos. Una petición que fue rechazada por la corte federal. La intención del empresario, después de que el TAS desestimara de forma cautelar la exigencia de LaLiga de no ceder ante los internacionales a los equipos de la Conmebol, tampoco fue atendida por Competición. La RFEF se basó en el artículo 239 del Registro de Asociaciones Deportivas para justificar su resolución. El reglamento indica que no podrá autorizarse “la suspensión y aplazamiento” de una reunión en una fecha que pueda afectar el orden establecido en el calendario, salvo que exista “fuerza mayor”. También precisó que la ausencia de jugadores que han sido “llamados a intervenir en sus selecciones nacionales” no será motivo suficiente para permitir la demora de un partido. LaLiga mostró su “absoluto descontento” con la resolución de la RFEF y anunció su impugnación por no considerarla “conforme a la ley”.

LaLiga acudió al Consejo Superior de Deportes, que analizó la impugnación y ha decidido conceder la medida cautelar. No hay posibilidad de traspasarlos al domingo porque Sevilla, Barcelona y Villarreal inician su participación en la Champions el martes 14.

Más información

La polémica nació cuando las ventanas de septiembre y octubre de la FIFA para partidos internacionales se ampliaron dos días (de 9 a 11). Esta prórroga fue acordada por el propio Consejo de la FIFA el 17 de agosto de forma excepcional, solo para las selecciones sudamericanas y para compensar los partidos no disputados en marzo por la pandemia mundial del coronavirus. El problema estalló con los jugadores internacionales sudamericanos de los equipos europeos. En el caso de España, los jugadores argentinos de Sevilla Acuña, Papu y Montiel disputan su último partido de clasificación el viernes por la noche (13.30 de la mañana) contra Bolivia, con el que estos tres jugadores llegarían a la capital andaluza el mismo sábado, sin la posibilidad de jugar este importante partido contra la selección catalana.

En el caso del Barcelona, ​​el futbolista que no llegaría a tiempo es Araujo, un central uruguayo que también compite con su país en la madrugada del viernes ante la selección ecuatoriana. El Villarreal es el segundo equipo más afectado por esta ruptura con la selección, ya que el portero Rulli y el defensa Foyth se encuentran en la misma situación que sus compatriotas del Sevilla Papu, Acuña y Montiel. Hasta 25 jugadores que están en activo en la competición española fueron convocados por sus respectivos equipos para la disputa en Sudamérica de tres partidos clasificatorios para el Mundial de Qatar 2022.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Gorjeoo regístrate aquí para recibir nuestro boletín semanal.