El precio medio de la electricidad en el mercado mayorista, ‘pool’, es para este lunes 88,92 euros el megavatio hora (MWh) después reducido en un 19% en comparación con el domingo y así bajar de los 90 euros tras una semana de máximos.

Después de encadenar cinco registros la semana pasada, El precio del mercado mayorista, que pesa en torno al 24% en la factura de los consumidores con tarifa regulada, se ha moderado en los últimos tres días, marcando el precio medio más bajo para este lunes desde el pasado 8 de agosto, cuando era de 85,2 euros. El domingo fue de 110 euros MWh, por debajo de los 114,6 euros del sábado y el máximo de 117,2 registrados el viernes.

Sin embargo, los precios siguen siendo altos y el precio de este lunes es triplicar los 29,97 euros MWh de la misma fecha del año pasado, según datos del Operador del Mercado Ibérico de Electricidad (OMIE).

Al detalle de la zonas horarias, el precio máximo será de 109,35 euros por MWh a las 22 h, y el mínimo, 82,60 euros a las 19 h

Detrás de estos precios están los aumento de los precios del gas, utilizado por ciclos combinados y marca el precio en la mayoría de las horas, el aumento de los derechos de emisión de CO2, la aumento de la demanda debido a la recuperación económica y las altas temperaturas. Precisamente, los precios en los últimos días han coincidido con una ola de calor que esta semana empieza a amainar con un descenso casi generalizado de las temperaturas.

En España, el precio mayorista afecta directamente a los cerca de 10 millones de hogares que se benefician del tarifa regulada o Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC). Los alrededor de 17 millones de consumidores que se encuentran en el mercado libre, que pagan por kilovatio hora los precios ofertados por las empresas con las que contratan el suministro, no se ven directamente afectados por estas fluctuaciones del mercado, que, no obstante, acabarán reflejándose en el coste de todas las facturas.

Medidas ejecutivas

Para amortiguar este impacto, el Gobierno ha rebajado la IVA que grava la factura de la luz del 21 al 10% y ha suspendido durante el tercer trimestre la impuesto a la generación de electricidad (7%) pagado por las empresas productoras. También ha reconocido que estudiar la creación de una empresa pública que agrupa los saltos hidroeléctricos al vencimiento de su concesión, planteamiento que ha generado polémica.



Source link