Torre de transporte de energía en Bilbao.
Torre de transporte de energía en Bilbao.Luis Tejido / EFE

El precio de la electricidad sigue subiendo. Tras batir el martes un récord de 130,53 euros el megavatio hora (MWh), mañana miércoles alcanzará un nuevo récord histórico con 132,47 euros, según datos del Operador del Mercado Ibérico de Energía (OMIE). Cifras nunca antes vistas que han consagrado agosto como el mes más caro de la historia, después de pulverizar su récord durante nueve días a lo largo del mes, y que presionan al Gobierno para que busque medidas adicionales en este inicio de septiembre para paliar el impacto del alza. espiral sobre el bolsillo del consumidor.

La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, compareció este lunes en el Congreso de los Diputados para dar cuenta de la situación. Reconoció que la recepción de los más de 10 millones de hogares que han contratado la tarifa regulada (PVPC o precio voluntario para el pequeño consumidor), indexada al mercado mayorista, será más cara en un 25% respecto al año pasado, que cerró con Precios históricamente bajos debido a la pandemia. Pero aseguró que esta tarifa sigue siendo un 20% más barata que la del mercado libre (donde el precio de la energía lo acuerda el cliente con su comercializadora) y descartó intervenciones en el sistema de precios.

Más información

De esta forma, el tercer vicepresidente criticó fuertemente la propuesta de Unidos Podemos de limitar los precios de la energía nuclear e hidroeléctrica, que en virtud de las reglas de funcionamiento del mercado mayorista -las mismas para toda Europa- reciben recompensas muy por encima de sus costos de producción. producción. Ribera aseguró que ni se intervendrá en los precios ni se modificará el sistema que fija los precios en el pool -así se conoce al mercado mayorista de electricidad- porque constituiría una infracción a la normativa comunitaria.

Detrás de esta espiral ascendente en el mercado eléctrico mayorista se encuentran los disparados precios del gas y los derechos de emisión de CO₂, que se han recuperado con fuerza con la reactivación económica tras el freno impuesto por la pandemia y la decisión de Bruselas de acelerar su hoja de ruta hacia la neutralidad climática. Este miércoles 1 de septiembre el horario más caro será en 139,95 euros de 21 a 22 horas, mientras que el más barato será de 3 a 4 de la madrugada con 114,74 euros.

El ministro recordó que el Gobierno ya bajó la tasa del IVA del 21% al 10% este verano debido a las primeras subidas de precios, y anunció que la suspensión temporal del impuesto a la generación, que fue aprobada en junio por un período de tres meses, se prorrogará hasta fin de año. Asimismo, adelantó que se están estudiando medidas para limitar la volatilidad del PVPC, lo que implicaría “integrar parcialmente una canasta de indicadores más estables”, y reiteró que el Ejecutivo está trabajando en dos proyectos de ley que conllevarán cambios estructurales en el mercado, invitando los otros grupos políticos para apoyarlos: la limitación del dividendo de CO₂ de las centrales no emisoras -principalmente nucleares e hidroeléctricas- y la creación de un fondo para eliminar el costo de las primas de renovables del recibo, distribuyéndolo entre todos los comercializadores de energía. .

Plantas hidroeléctricas

Las centrales hidroeléctricas, con costos amortizados y operadas por empresas privadas en régimen de concesión, han fijado el precio de la electricidad en más de la mitad de las horas en este agosto de fuego mientras se han vaciado algunos embalses. El Gobierno ya había anunciado la apertura de expedientes para investigar estas prácticas, que la propia Ribera calificó de escandalosas, y está estudiando la creación de una empresa pública que se haga cargo de las represas, según afirma United We Can. Esta última medida, sin embargo, tardaría en entrar en vigencia, ya que se descarta la revocación prematura de las concesiones y muchas de ellas no se extinguirán en más de una década.

Durante su comparecencia en el Congreso, en la que apoyó la propuesta de crear una comisión investigadora para estudiar los motivos del alza de precios, la ministra arrojó más gasolina al fuego. Anunció que el Ejecutivo trabaja en la aplicación del artículo 55 de la Ley de Aguas, que permite que las cuencas hidrográficas regulen el caudal de los ríos para evitar prácticas contrarias al medio ambiente, y acusó a las empresas eléctricas de no haber mostrado ninguna “empatía social”. , recordando que la empatía también “cotiza en Bolsa”.