La última encuesta de NC publicada por La razón ha reconfirmado el tendencia al alza de los partidos de derecha, especialmente del Partido Popular. Según NC Report, el bloque de derecha, formado por PP y Vox sin necesidad de Ciudadanos, obtendría una mayoría absoluta y 177 escaños en la estimación más baja, aunque podría llegar al 47,5% de los votos en el mejor de los casos. con 181 diputados. Si eso pasa, superaría las mayorías absolutas conseguidas por el PP en 2000 y 2011.

Los populares se han visto especialmente beneficiados por la caída de Ciudadanos, que no logra recuperarse en las urnas (ni en la realidad). El colapso del Partido Naranja ha provocado que el Partido Popular superar dos millones de votos más por primera vez entre unas elecciones y otras. Sin embargo, y pese a que Ciudadanos ha perdido hasta 1.016.851 votos, la encuesta muestra que aún tendría dos diputados.

El presidente del PP, Pablo Casado, ha celebrado a través de su cuenta de Twitter la subida de las encuestas que poner su formación en la cabeza para las próximas eleccionesEn general, cuando se estima que consiguen entre 129 y 131 plazas. A su juicio, estos últimos datos reflejan que el “cambio”, a lo que sería un gobierno liderado por los populares, “sigue avanzando”. Respecto a las últimas elecciones generales, de noviembre de 2019, el incremento es significativo ya que entonces el PP consiguió 89 escaños.

Por su parte, Vox sufriría una caída de 208.102 votos, lo que supondría perder entre 4 y 6 plazas. Sin embargo, todavía son lo suficientemente fuertes como para que el Partido Popular los necesite.

Caída del PSOE

Según los datos de la encuesta, el Partido Socialista sigue aumentando la estimación de caída de votos con respecto a las anteriores elecciones generales. El estudio refleja que el partido que gobierna hoy perdería entre 19 y 21 diputados en agosto. Esta estimación choca con la subida de julio, conseguida por la remodelación del Gobierno. En ese mes, se estimó que obtendrían el 25,9% de los votos y entre 101 y 103 diputados. Sin embargo, el efecto de aumento fue de corta duración y en agosto regresa la tendencia a la baja de la votación, con una pérdida de 856,377 votos y una estimación de 99-101 escaños.

Su aliado en el gobierno, Unidos Podemos, también sufriría una fuerte caída, por lo que entre ambos partidos no sumarían la mayoría necesaria para gobernar. Los resultados de la encuesta de este mes muestran que Podemos perdería entre 12 y 14 diputados y hasta 937.422 votos. Sin embargo, a diferencia de lo que ha sucedido con el PSOE, las estimaciones del partido de Irene Montero han mejorado en relación a la encuesta de julio, que consideraba una pérdida de 13-15 diputados. Mientras que el PSOE ha empeorado con relación al mes anterior, Podemos ha experimentado una ligera mejoría.

En total, ambas partes perdería alrededor de 1.793.799 votos sobre los resultados de las elecciones anteriores. Además, el porcentaje estimado de votos es del 38,7%, el más bajo desde noviembre de 2019.

La empresa de investigación de mercado ha querido señalar que la encuesta se realizó entre el 24 y el 27 de agosto, en plena crisis de Afganistán, por lo que Se pudieron observar cambios en la opinión pública debido al manejo de la situación. por el gobierno que no habría sido incluido en los resultados finales.

Estabilidad para los partidos independentistas

También aumentaría sus boletas de Más países, lo que mejoraría casi 400.000 votos. Sin embargo, esta mejora no se reflejaría proporcionalmente en los escaños ganados por la división de la izquierda, que dispersa a los votantes. Según NC, solo lograrían aumentar cuatro diputados.

PNV, ERC, JxCAT y CUP se mantienen estables, aunque la caída del PSOE les perjudicaría por el acuerdo que facilitó la investidura de Sánchez.