Islandia no tendrá una mayoría de mujeres en el Parlamento de Alþingi, por primera vez en su historia, y no será el primer país de Europa occidental al tenerlo, luego de un nuevo recuento de votos en un distrito electoral se modificó la distribución inicial de escaños.

La Cámara de Islandia estará compuesta por 33 hombres y 30 mujeres, lo que supondrá el 47,6% del total y no el 52,4%, como se anunció ayer después del escrutinio de las elecciones legislativas del sábado.

La razon es que estrecha diferencia entre varias partes Provocó un nuevo recuento en la circunscripción del noroeste, que reveló errores y un cambio en la asignación de los llamados mandatos compensatorios, alterando la elección de media docena de diputados, aunque no el reparto de escaños entre los distintos partidos.

Así, Jóhann Páll Jóhannsson ocupa el lugar de su compañero socialdemócrata Rósa Bjòrk Brynjólfsdóttir; Gísli Rafn Ólafsson, del Partido Pirata, el de Leyna Rún Taha Karim; y Orri Páll Jóhannsson, de Hólmfrídur Árnadóttir, ambos del Movimiento Izquierda Verde.

Gobierno

los coalición sin precedentes que gobierna Islandia desde 2017 entre conservadores, “progresistas” y rojiblancos (de la primera ministra Katrín Jakobsdóttir), reforzó su mayoría en las elecciones, pero la caída de estas suscita dudas sobre su futuro en esa constelación, en la que algún centro de formación en lugar de.

los Partido de la Independencia fue el más votado con el 24,4%, seguido del Partido Progresista, con el 17,3%, y los rojiverdes, con el 12,6%.