El jurado popular este viernes declaró por unanimidad a Bernardo Montoya culpable de todos los cargos que le imputan, asesinato, agresión sexual y detención ilegal., el hombre acusado de agredir sexualmente y asesinar a Laura Luelmo, la profesora zamorana de 26 años, en la localidad de El Campillo (Huelva) en diciembre de 2018.

Después, Tanto la Fiscalía como las denuncias interpuestas por la familia y la Junta de Andalucía han mantenido las solicitudes de sanción realizadas este jueves, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

En el juicio retenido a puerta cerrada, Montoya no reconoció los hechos, aunque pidió disculpas a la familia de Laura Luelmo luego de reconocer que había trasladado el cuerpo de la joven. Esto es lo único que ha admitido el imputado en sus declaraciones tanto en el primer día de juicio como en la última sesión, según informó durante la semana su abogado, Miguel Rivera, desde que se ratificó en su última versión que culpa a su expareja como presunto autor del delito.

Prisión permanente revisable

El Ministerio Público ha solicitado prisión permanente revisable por el delito de homicidio de Bernardo Montoya, quien fue detenido el 18 de diciembre de 2018, apenas un día después del hallazgo del cuerpo del maestro en la zona conocida como Las Mimbreras en las afueras de El Campillo, localidad donde vivía en la misma calle que su presunto asesino. La joven acababa de llegar a la localidad para impartir clases en el instituto del vecino municipio de Nerva.

Y lo que es más, la Fiscalía considera que los hechos acaecidos constituyen un delito de detención ilegal, delito de agresión sexual y otro de homicidio, ya que argumenta que en el caso del delito de agresión sexual se producen agravamientos de género y en el caso de homicidio el de reincidencia.

Por lo tanto, en su escrito, indicó que Montoya debe ser condenado a 20 años por el delito de detención ilegal, 12 por agresión sexual y una pena de prisión permanente que puede ser revisada por el delito de homicidio. Cabe recordar que la acusación popular ejercida por el Ministerio de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación en el caso se ha adherido a la solicitud de la Fiscalía..

El asesinato de este maestro Conmocionó al país ya que las concentraciones de rechazo y las carreras que se convocaron en memoria de la joven fueron masivas, quien vestía ropa deportiva al momento de su desaparición el 12 de diciembre de 2018.

La denuncia fue presentada por la familia y se activó el dispositivo de búsqueda correspondiente para dar con su paradero, y fue hallado el 17 de diciembre de ese año. Un voluntario que participó en el trabajo encontró ropa de mujer en la zona de Las Mimbreras y la Guardia Civil encontró el cuerpo a unos 200 metros del lugar donde se encontró la ropa., semi-escondido en una zona de terraplén y arbustos.

Bernardo Montoya, con antecedentes penales graves como el asesinato de una anciana, ha sido presuntamente responsable desde su detención en prisión provisional. Confesó el crimen en un interrogatorio policial en un principio, pero luego cambió su declaración y desde el 4 de abril de 2019. sostiene la versión de que fue su exnovia la presunta responsable de la muerte de la niña.

Por su parte, durante todo este tiempo la familia de la maestra ha pedido el mayor respeto y privacidad para enfrentar este trágico suceso y de hecho el juicio se ha realizado a puerta cerrada, tal como lo solicitó su abogado. La acusación particular anunció en su momento que solicitaba la prisión permanente revisable para Montoya.