La ministra portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, ha hecho responsable en exclusiva al Gobierno de la Región de Murcia de la “grave” situación que afecta al Mar Menor que “no es cuestión de un día” tampoco ha sido fruto de un fin de semana “y eso ha provocado la muerte masiva de peces por anoxia, al mismo tiempo que ha exigido que la administración autonómica” ejerza sus competencias. “

En este contexto, Rodríguez confirmó la visita este miércoles de la vicepresidenta tercera y ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, quien se reunirá con los alcaldes de la zona para buscar soluciones para mostrarles la posición del gobierno y también lo hará en la sede parlamentaria.

“Lo que corresponde es que cada uno ejerza sus competencias. El Gobierno ejerce sus competencias y el Gobierno de Murcia tiene que ejercer sus competencias. Este es un gran problema“, añadió la portavoz, que asegura que la situación a la que ha llegado el Mar Menor” no es cuestión de un día “ni resultado de un fin de semana, sino consecuencia de un” larguísimo período de inacción “y de” no cumplimiento “del ejecutivo regional en materia de sanciones.

Irrigación ilegal

En ese sentido, ha señalado que Se han detectado 8.000 hectáreas con riego ilegal que no tenían concesión de agua, el uso excesivo de nitratos y la sucesión de vertidos. Así, ha añadido que el Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil y la Fiscalía de Medio Ambiente han instruido 800 expedientes que “no están siendo tramitados por el Gobierno de Murcia”.

“Esta No es una pelea de competencia sino un abandono de competencia que está encomendado al Gobierno de Murcia ”, ha defendido la ministra, recordando que el Ejecutivo declaró el acuífero en riesgo químico sin que la decisión contara con el apoyo del Gobierno murciano.

La pregunta, agregó, preocupaciones por razones ambientales, por economía, por la reputación de los productos agrícolas que exporta España y por el turismo en la zona. En cualquier caso, ha asegurado que el Gobierno está “plenamente comprometido” con la búsqueda de soluciones pero que lo ha hecho “en la medida de lo posible”.

Finalmente, el voluntad del Gobierno de poner fin a los derrames, recupera la zona y asegura que cuenta con proyectos completos para la recuperación de los ecosistemas de esta situación que “no es cuestión de un día” sino consecuencia de “muchos años de inacción y permisividad de acciones nocivas para el medio ambiente”.