Camilo Villarino, jefe de personal de Arancha González-Laya, ha indicado al magistrado que investiga la entrada y salida de Brahim Ghali en España que gestionó la llegada a España del líder del Frente Polisario siguiendo las instrucciones del exministro de Asuntos Exteriores, que pidió discreción en relación con este asunto. Villarino, que fue citado como acusado En el marco de este caso que se está siguiendo en el Juzgado de Instrucción número 7 de Zaragoza, ha precisado que el líder saharaui viajaba con Pasaporte diplomático argelino.

La que fue mano derecha del excanciller sólo ha respondido las preguntas del magistrado, la Fiscalía y su defensa, que es ejercida por la Fiscalía General del Estado. Como se confirmó a Vozpópuli fuentes presentes en el interrogatorio, Villarino ha argumentado que Actuó por orden del exministro, que insistió en que se trataba de un asunto delicado ya que no estaban informados de los mismos terceros países. Esta es la primera declaración como imputado en este procedimiento abierto por presuntos delito de falsificación documental en relación con el líder del Polisario.

El magistrado accedió a su acusación el pasado verano tras comprobar que fue él quien dio órdenes directas a la base militar de Zaragoza en como tuvo que ocurrir el aterrizaje del avión que vino de Argelia. Los testigos consultados hasta el momento enfatizaron que Ghali y su compañero no pasaron por la aduana ni el control de pasaportes porque lo ordenaron desde la Cancillería. El Gobierno, por su parte, siempre negó cualquier irregularidad y dijo que el líder del Polisario viajaba con su propia documentación.

Ahora Villarino ha arrojado más luz sobre este tema que provocó una crisis diplomática sin precedentes con Marruecos. Como ha indicado, el entonces ministro le dijo que venía Brahim Ghali y que tenía que actuar sigilosamente. Así, ha dicho que se gestionó todo rapido y se dispuso que el avión de Argelia aterrizara en la base aérea de Zaragoza porque permite el acceso de personal diplomático. Respecto a por qué se le impidió pasar por el control aduanero, ha explicado que no era un procedimiento necesario cuando viaja ya con un pasaporte diplomático argelino.

Asimismo, Villarino ha informado que no conocía los ingresos de Ghali en el Hospital de Logroño bajo la falsa identidad de Mohammed Benbatouche. Cuando se enteró de esto por la prensa, pidió su pasaporte y le enviaron copia de este documento falso. Para entonces la Policía ya había probado en carta enviada a la Audiencia Nacional que Ghali ingresó al Hospital de Logroño la noche del 18 de abril acompañado de su médico y bajo esa falsa identidad.

Además de Villarino, el Teniente General ha declarado ante el juez Francisco Javier Fernández Sánchez. Ha aparecido el entonces Segundo General Jefe del Estado Mayor Aéreo, quien fue quien recibió las órdenes de Exterior. como testigo para precisar que siguió las instrucciones que le llegó del Ejecutivo y que nunca dudó de ellas. Como especificó, le dijeron que un avión argelino iba a aterrizar con Personal diplomático argelino dentro sin más detalles al respecto.

De esta forma, tanto Villarino como el teniente general (que acaba de ser designado como representante militar español ante la ONU y la UE) se pronuncian en relación a las comunicaciones mantenidas entonces con motivo del desembarco de Ghali en Zaragoza. El magistrado los solicitó tras comprobar que no había constancia en ningún expediente administrativo de las órdenes dadas por Exterior y que Ghali entró en España. sin pasar por controles aduaneros.