El golpe de metal ha dejado la inusual imagen del despliegue de un BMR de la Policía Nacional en las calles de Cádiz. Es un vehículo blindado de las Fuerzas Armadas que ahora, luego de su acondicionamiento, tiene como destino Unidad de Intervención Policial (UIP), también conocido como antidisturbios, que trabajan en la ciudad después de una semana de huelga. El despliegue ha estado marcado por la polémica: desde dirigentes políticos que atacan al Gobierno y al Interior por enviar este material a los trabajadores, hasta las voces policiales que lamentan no haber sido provistos de estos recursos en disturbios más destacados, como el que fueron experimentado en Cataluña durante el referéndum del 1-O o tras el fallo del tu procesas.

La participación del BMR no ha pasado desapercibida para los usuarios de las redes sociales, quienes han subido decenas de fotografías y videos con la intervención de este vehículo -al que muchos se han referido como el tanque-. Los BMR son viejos conocidos de las Fuerzas Armadas, vehículos blindados de seis ruedas que se han desplegado en prácticamente todas las misiones en las que han participado los diferentes cuerpos militares en el exterior. El Ejército español ahora los está reemplazando progresivamente con futuros vehículos 8×8.

La Policía Nacional adquirió dos BMR del Ejército y los incorporó a la flota de la UIP en 2019. En esta ocasión, en las calles de Cádiz, se ha visto con una configuración adaptada -con una pala en su parte delantera- para retirar el material acumulado. en las calles que puedan afectar el orden público, como contenedores o barricadas. Tu participación en episodios públicos se puede contar con los dedos de tu mano. Interior desplegó los dos BMR para el partido disputado por los equipos argentinos River Plate y Boca Juniors en Madrid con motivo de la final de la Copa Libertadores, aunque no intervinieron. También junto al estadio de La Cartuja, en Sevilla, durante la Eurocopa 2020.

El BMR en la huelga de metal

Por eso su presencia en la huelga del metal gaditano ha causado revuelo en diferentes espacios. los Unión de la Policía Federal (UFP), un gremio de la Policía Nacional, echa de menos en su cuenta de Twitter dedicada a las unidades de prevención y reacción del organismo que en su día estos medios fueron remitidos a los disturbios en Cataluña.

No faltaron voces policiales durante esos desórdenes públicos que faltaron al BMR para brindar mayor protección a los agentes o para despejar las calles llenas de adoquines y barricadas. Se hicieron comentarios similares sobre la convocatoria. jarra, otro vehículo especial de la Policía Nacional que se caracteriza por su potente cañón de agua y que finalmente no fue enviado a Cataluña, a pesar de las indagaciones directas de varios sindicatos policiales.

criticos

Sin embargo, otras voces del mundo de la política han criticado el despliegue del vehículo BMR en la huelga del metal de Cádiz, como considerarlo ‘excesivo’ ante las protestas de los trabajadores. Como publicado El confidencial, el segundo vicepresidente del Gobierno, Yolanda diaz, ha solicitado al Ejecutivo -y más específicamente al Ministerio del Interior- explicaciones sobre el uso de estos recursos, evidenciando la división entre los ministros de ambas formaciones en esta situación.

Pablo Iglesias, exlíder de United We Can, también arremetió en sus redes sociales contra la participación del BMR. Y en los micrófonos de la Cadena SER afirmó: “Las movilizaciones son buenas, pero la tanqueta me molesta, cuando estaba en el gobierno no podía decirlo pero ahora puedo. En buena parte de las intervenciones de la UIP hay un sesgo ideológico. “

Otros políticos, como el líder de Más Madrid, Íñigo Errejón, o Jaume asens, presidente del Grupo Confederal UP-EC-GeC en el Congreso de los Diputados, también han expresado su irritación por la actuación policial en Cádiz.