Duro Felguera ha recibido notificación de la Audiencia Nacional que acuerda suspender la obligación de pago de la deuda derivada de una inspección del Impuesto de Sociedades para los años 2010 a 2012, por importe de 123,38 millones de euros.

En un automóvil con fecha del 16 de septiembre de 2021, la Audiencia Nacional suspende la sanción correspondiente, según se detalla en la nota 31 de las cuentas anuales consolidadas correspondiente al año fiscal 2020.

En una declaración al mercado, la empresa de ingeniería australiana explica que esta suspensión está condicionada a la prestación de garantías por parte de la empresa, las cuales ya han sido constituidas previamente en la fase administrativa, por lo que no es necesario otorgar garantías por un monto adicional.

La concesión de esta medida cautelar implica que Duro Felguera no tendrá la obligación de realizar ningún pago del importe derivado de la deuda tributaria., mientras se resuelve el recurso contencioso administrativo presentado ante la propia Audiencia Nacional contra dicha liquidación.

En marzo de 2020, La Audiencia Nacional ya ha confirmado la ilegalidad de la decisión del Juzgado Central Administrativo Económico de no admitir la suspensión solicitada por Duro Felguera en 2017 de la deuda derivada de esta inspección relacionada con el Impuesto sobre Sociedades pagado entre 2010 y 2012.

Exención de ingresos

El origen de esta responsabilidad está en la denegación por la inspección de la aplicación de la exención a los ingresos obtenidos por la Unión Temporal de Empresas (UTE) Termocentro, por entender que no operaba en el exterior.

La empresa recordó en un comunicado que la Audiencia Nacional, en sentencia de 28 de diciembre de 2019, por un supuesto similar, entendió que el suministro realizado fuera del territorio español para un destinatario no español debe considerarse en todo caso como operativo en el extranjero, resolviendo a favor del contribuyente en este punto. .

“Por lo tanto, El criterio de la Audiencia Nacional expresado en esta Sentencia confirma la posición mantenida por Duro Felguera al respecto.“, defendió la ingeniería asturiana.