Agentes de la Policía Nacional se han desmantelado en el Municipio toledano de Yeles una ‘granja’ de criptomonedas ubicada en un chalet.

En un comunicado de prensa, la Policía ha informado que una mujer ha sido identificada como presuntamente responsable de un delito de fraude del fluido eléctrico ya que, para mantener la instalación, habría realizado una conexión eléctrica con un alto consumo ilegal.

En la ‘mina’, los agentes ubicaron más de 100 procesadores y sofisticados equipos de refrigeración y extracción de humos.. La investigación se inició detectando un alto consumo eléctrico y una emisión térmica del hogar superior a la que correspondería a un hogar familiar. En el registro de la propiedad, los agentes encontraron una ‘granja’ de criptomonedas.

Delito de fluidos eléctricos

En este tipo de instalaciones, la rentabilidad está sujeta al uso de precios reducidos de la electricidad. Por tal motivo, la mujer investigada utilizó una conexión ilegal a la red de distribución de baja tensión a través de una conexión eléctrica trifásica con un alto consumo ilegal.

La ‘mina’ tenía 111 procesadores y sofisticados sistemas de aire acondicionado para evitar que la temperatura subiera.

Dado que, en ocasiones, estas monedas se utilizan como medio habitual de pago en actividades ilícitas vinculadas a delitos tecnológicos y blanqueo de capitales, queda abierta la investigación para esclarecer plenamente los hechos.