El consejero de Seguridad Social, Inclusión y Migraciones, José Luis Escrivá, ha informado que España acogió a 566 personas hasta la tarde del domingo. Sumado a los 260 que han podido llegar a Dubai desde Afganistán en dos aviones esta mañana, el total de evacuados asciende a 826. Estos dos aviones A400M de las Fuerzas Armadas tienen previsto despegar hacia España en las próximas horas. En ellos hay dos mujeres embarazadas, por lo que el Gobierno ha facilitado un ginecólogo y un médico para este vuelo en caso de que alguna de estas mujeres entre en trabajo de parto en el viaje o sufra alguna complicación en su condición.

Según datos del ministerio, alrededor de la mitad de las personas que han venido a España han pedido quedarse aquí y de ellas, 91 ya han sido trasladados a centros de recepción. El resto sigue esperando que la situación se estabilice. Entre los evacuados se encuentran tanto españoles como afganos que en algún momento han colaborado política o económicamente con España.

Robles visita el campamento

El último de los vuelos a Madrid, que llegó pasadas las 22.00 horas del domingo con 177 personas, fue recibido por el Ministro de Defensa, Margarita Robles, y por el Jefe de Estado Mayor de la Defensa, Teodoro E. López Calderón. Previamente habían visitado el campamento provisional instalado en el aeropuerto de Torrejón de Ardoz para conocer la situación de los evacuados.

Con estos ya estan siete vuelos de evacuación realizados por el avión A400M enviado por el Gobierno a Dubai, que sirve de puente para los transbordos, aunque solo cuatro han llegado a la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid), ya que los evacuados el domingo estaban agrupados en un solo avión.

Caos en el aeropuerto

Después de 20 años de gobierno bajo la tutela de Estados Unidos, los talibanes iniciaron un plan para reconquistar el país en agosto para recuperar el control del mismo. El rápido avance de las tropas insurgentes ha provocado la propa de miedo y el estallido del caos en todo el pais. El objetivo final era la captura de Kabul; Tras lograrlo este domingo 15 de agosto, el presidente, Ashraf Ghani, tuvo que abandonar el país para evitar lo que habría sido un “desastre”, asumiendo así la derrota, aunque también ha cuestionado la legitimidad de los talibanes.

La llegada al poder de los talibanes ha provocado la estampida de ciudadanos internacionales, que tratan con el país asiático a través de aviones enviados por sus países de origen. Esta situación ha provocado que Colapso del aeropuerto de Kabul, donde los insurgentes intentan evitar escapar. Esta semana se han visto imágenes aterradoras en los alrededores y ya ha habido muertos y tiroteos.