Franco copió el modelo de Francia e Italia e inauguró la primera autovía en 1969 en el Maresme, construida por la migración andaluza; los neoconvergentes son reacios a eliminar el pago