Actualizado: 18.08.2021 11:59 h.

649 familias. Estas son las familias que esperaban una vivienda urgente en Barcelona en julio. A pesar de esta cifra, el gobierno municipal que pilotea Ada Colau afirma estar “preparado” para acoger a 50 refugiados que huyen de Afganistán tras la toma de Kabul por los talibanes. De hecho, Colau ha ofrecido los puestos al Ministerio del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

La propia alcaldesa de Barcelona lo ha dicho en los micrófonos del RAC1 esta semana, y la concejala de Derechos Ciudadanos lo ha confirmado. Marc serra, en un tweet en su cuenta oficial ayer. “Barcelona ha sido, es y será un refugio para los que huyen del horror. Hemos ofrecido Inclusión 50 plazas para la recepción de refugiados afganos de forma inminente. Mujeres, familias con niños, defensores de derechos humanos y todos aquellos que están pendientes de reagrupación familiar ”, anunció Serra.

649 familias esperan vivienda

El gobierno municipal puede querer colaborar para aliviar el sufrimiento en Afganistán, pero la verdad es que no tiene medios. La mesa de emergencias habitacionales de Barcelona [consultar datos aquí] tenía 649 familias en lista de espera en julio para acceder a viviendas urgentes.

De hecho, el Ejecutivo local no ha podido reducir el número de núcleos familiares que ellos esperan un techo por su “vulnerabilidad económica y social”. Han crecido un 4% desde enero de 2021. Cabe recordar que las personas que acceden a la mesa son ciudadanos en situación de pobreza, mujeres desalojadas o maltratadas, entre otros colectivos.

La Generalitat de Cataluña, responsable

En pureza, la situación de la mesa de emergencia habitacional, que no afecta a la refugiados, porque ni siquiera acceden a él, según explicó TotBarcelona Con el caso de dos personas que huyeron de su país por ser de la comunidad LGTBI en noviembre de 2020, también es culpa de la Generalitat de Cataluña.

La mesa de emergencia de la vivienda cuelga del Consorcio de Vivienda de Barcelona (CHB, por sus siglas en catalán), formada en un 60% por la Generalitat y en un 40% por el Ayuntamiento de Barcelona. Las 649 familias de julio se dividieron en 606 expedientes transferidos de otros meses y 43 nuevas peticiones.