Ada Colau, Alcalde de Barcelona, ​​vuelve a aprovechar los micrófonos para protagonizar una nueva versión del gran pito durante el pregón de las Fiestas de Gràcia. Sin embargo, como resultado de estos abucheos, hubo un acercamiento al Vicepresidente Segundo y Ministro de Trabajo, Yolanda diaz, que se planteó como un posible caso del líder de los comunes a la policia Nacional. El primer alcalde lo niega los rumores y acusar a los periódicos digitales por “querer incrementar su flujo de visitantes”.

La alcaldesa, en declaraciones a Rac1, ha asegurado que su salto a la política nacional y el abandono de Barcelona “Son rumores que no existen para nada”. De hecho, ha remarcado que todavía “no ha tenido conversaciones” al respecto y ha cargado contra el periódicos digitales, específicamente El confidencial, que publicó la exclusiva sobre el acercamiento al vicepresidente del Gobierno de Podemos, por solo “Quiere aumentar su audiencia”.

¿Tercer término?

Colau estás en un dilema ahora mismo: dar el salto a la política nacional u optar por un tercer término. En este último caso, la alcaldesa iría en contra o debería reformular la limitación de legislaturas que su partido, Barcelona En Comú, acoge en la punto 3.5 del código ético De la información. Sin embargo, este mismo texto establece que de manera “excepcional” se podría extender “un mandato más”, siempre que exista un proceso de discusión y validación ciudadana.

Esta excepción es la que podría tomarse Colau si no tuviera los accesos a la cúpula en el Gobierno de Podemos llegar a buen término. El líder de la común Los barceloneses ya aseguraron que en 2014 no entraría en política, después de que solo gobernaría durante ocho años y en 2020, en una entrevista en El paísLa alcaldesa dijo que no descarta postularse para las próximas elecciones municipales, previstas para el 2023. Todo es posible.

Felicitaciones a tu salvador

La proclamación de la Fiestas de Gràcia sigue en boca del alcalde, aunque esta vez ha pedido no le des “mas dramatismo” aunque “sabía muy mal”. Colau Ha vuelto a intentar hablar de “una minoría” para devaluar el pito en el que no pudo contener las lágrimas y fue salvado por el pregonero, el presidente de Òmnium Cultural y un indultado independentista, Jordi Cuixart.

“La presencia de Cuixart fue un gesto de reencuentro y defensa de los valores democráticos”, elogió una vez más. Colau al presidente de Òmnium. En este sentido, más allá de elogiar al líder independentista, ha reivindicado “Humanidad en política” y huir de la “política robótica”, en referencia a las lágrimas que derramó cuando fue abucheada por los asistentes al pregón que, poco antes, habían vitoreado Cuixart.



Source link