Actualizado

Corresponsal de CNN en Afganistán aterriza en Doha después de salir del país con 300 afganos

La reportera de CNN Clarissa Ward, en Kabul.
La reportera de CNN Clarissa Ward, en Kabul.MUNDO
  • Vivir Último minuto sobre Afganistán
  • Afganistán Clarissa Ward: “No temo por mi vida”

Durante una de sus conexiones en vivo con CNN después de la caída de Kabul, Clarissa Ward dijo que se había puesto el chador para “adoptar un perfil bajo” que le permitiría seguir informando desde el campo “sin convertirse en noticia”, porque la historia estaba en la desesperación de los miles de afganos aterrorizados por la victoria de los talibanes y sus consecuencias. No tuvo éxito. La reportera se ha convertido inadvertidamente en un símbolo y sus historias se han vuelto virales en las redes sociales, pero su trabajo ha sido interrumpido: Ha tenido que salir del país y anoche fue evacuada a Qatar.

“Acabo de aterrizar en Doha con el equipo y casi 300 evacuados afganos. Muchas gracias a todos ustedes por su apoyo y preocupación ya la Fuerza Aérea de los Estados Unidos por llevarnos a Qatar y darnos la bienvenida. Somos los afortunados“Ward público esta mañana en su cuenta de Twitter.

Pese a las tensiones y el caos vivido en el país en la última semana, especialmente en las inmediaciones del aeropuerto de Kabul, el corresponsal de la cadena estadounidense no ha dejado de retransmitir y entrevistar a los afganos, testigos del terror impuesto por los talibanes. . Cientos de estos civiles lograron superar los gélidos controles para acceder al aeropuerto y salir del país en el mismo vuelo a Doha, como ella misma testificó en Twitter con una imagen del almacén del aparato, abarrotado de civiles.

La evacuación no ha sido fácil. Según el acuerdo entre las fuerzas internacionales y los talibanes, los occidentales tienen permiso para evacuar a su personal hasta el 30 de agosto, pero era mejor no arriesgarse ya que el aeropuerto de Kabul ha estado cerrado en los últimos días debido al caos y la multitud. esa multitud afuera para tratar de obtener acceso. Anoche fue el cuarto vuelo que el equipo de CNN intentaba abordar.

“La habitación pájaro donde se suponía que íbamos a subir acaba de ser eliminado. Va a ser una noche larga, especialmente para aquellos con los que estamos hablando y que han estado aquí desde anoche. Una mujer me acaba de pedir una manta, así que le di mi pañuelo“, Dijo Ward en un tweet.

En su tuit más reciente, tras su huida del país, Ward se refiere a una de las últimas de las muchas imágenes que se han vuelto virales desde que los talibanes entraron en Kabul el pasado domingo tras horas de asedio a la capital; la de un soldado estadounidense que acuna a uno de los recién nacidos que fueron entregados a través de las vallas del aeropuerto para llevarlos a un lugar seguro.

“Fui testigo de varios momentos como este en el aeropuerto de Kabul. Una mujer soldado cargando a un niño afgano llorando. Un infante de marina sosteniendo a un anciano mientras luchaba por caminar. Los militares apresuran a un recién nacido deshidratado en busca de atención médica”. Tantos trabajando tan duro “, describe el reportero.

Clarissa Ward ha sido testigo de una excepción en sus shows en vivo, que en ocasiones duraban hasta ocho minutos, de la segunda era talibán en Afganistán y del pánico y la desesperación de la población. “Es desgarrador ver cuántas vidas están en juego, sin un rescate claro a mano”, escribe Clarissa Ward en la revista. El espectador sobre tu experiencia. La verdad es que su vida también ha estado en juego; durante una de sus conexiones se escucharon repetidos disparos y en otro, tuvo que abandonar el lugar desde el que informaba, reprendida por los talibanes. “No estoy preocupada por mi vida, pero estoy muy preocupada por la de ellos”, dice.

Su carrera como corresponsal la ha llevado a cubrir otras zonas de conflicto, pero Afganistán marca un antes y un después para Ward: “He estado en primera línea en Irak, Siria y Libia y he sido testigo de todo tipo de cosas locas e inverosímiles. Pero nunca he visto nada parecido a lo que está sucediendo en Kabul”.

Según los criterios de

El proyecto de confianza

Saber más