El líder del Partido Popular, Pablo Casado, ha cerrado la convención nacional del PP como ha querido, con una plaza de toros en Valencia desbordada de simpatizantes. Allí, apoyado por todos los dirigentes de la formación, se ha convencido de que el PP es la “única alternativa” al Gobierno de Pedro Sánchez.

“Él es el pasado”, dijo Sánchez ante una plaza de toros tan abarrotada que, antes, tuvo que hablar afuera por el 3.000 personas que no habían podido ingresar. “Estamos preparados. Los españoles pueden confiar en nosotros. Sabemos a dónde vamos. Tenemos un plan para España. Estaremos a la altura y no defraudaremos a nadie”, prometió durante su intervención, que duró aproximadamente un año. hora. .

De hecho, el discurso del dirigente popular ha sido tan desconcertado que ha venido a reivindicar “la grandeza que tuvo Valencia con la gran Rita Barberá”, ya fallecida, y que fue imputada por varios casos de corrupción.

El presidente del PP ha llegado a la vera de las 11.00 horas a la plaza de toros valenciana, acompañado de su mujer, Isabel Torres, la portavoz del PP en el Ayuntamiento de Valencia, María José Catalá, y la presidenta del PP en el Valenciano Comunidad, Carlos Mazón. A su llegada fue recibido con aplausos y gritos de ‘Oa, oa, oa, Casado a la Moncloa’. El hacinamiento de la plaza de toros era uno de los objetivos de esta convención. La arena valenciana fue un icono de los grandes mítines del PP en el momento de la mayoría absoluta de José María Aznar, Mariano Rajoy o la propia Barberá.

Respecto a las medidas anunciadas, Casado ha prometido que, si llega a Moncloa, ascenderá un nuevo “contrato social” que supondrá una modificación del conjunto del Gobierno de Coalición del PSOE y Unidos Podemos y que incluirá desde el abolición del impuesto sobre sucesiones a un nuevo ‘Museo de Historia de España’, ubicado junto a El Prado.

El popular también se ha comprometido a impulsar un nuevo modelo de financiamiento regional para otorgar un “financiamiento justo de los servicios públicos y no a la carta de los nacionalistas” que buscan “ordeñar Hacienda a cambio de mantener el socialismo en el poder”.

“Los españoles no recuperaremos el empleo hasta que el presidente del Gobierno pierda el suyo”, ha subrayado el presidente del PP ante un público devoto. “Se acabó esta arrogancia que ofende la cultura de la responsabilidad”, agregó.

Mensaje a Arrimadas

Durante su intervención, Casado ha hecho un llamamiento a los liberales, conservadores y socialdemócratas “decepcionados” con Sánchez para que vuelvan al PP. “El Partido Popular se fundó para unir todo lo que estaba a la derecha del PSOE, pero ahora también tenemos que lograr la unión de todos los constitucionalistas”, dijo.

Y en un claro mensaje a Inés Arrimadas, el dirigente popular ha advertido que ha pasado el momento de una fusión de siglas en torno a esa ‘suma España’ que le ofrecía. Ahora, es el momento en el que “las bases” de Ciudadanos deben sumarse a este nuevo proyecto del PP. “El PP se construyó para todo lo que está a la derecha del PSOE”.