Aunque está por ver si aguantará la extraordinaria presión de un partido por el Campeonato del Mundo – sufrió mucho en 2016 y 2018 – Magnus Carlsen se encuentra en un buen momento en cuanto a la calidad de su juego, a dos meses de la defensa de su título frente a Ian Niepómniachi en la Exposición Universal de Dubai (Emiratos Árabes Unidos). El campeón cuenta por victorias sus tres primeros duelos de la fase final del Champions Chess Tour (rápido online, en Chess24) contra Duda (2.5-0.5), Mamediárov (2-2, 1-1 en el desempate relámpago y 1-0 en el la muerte súbita) y Vachier Lagrave (2-2 y 1,5-0,5).

Hay que tener en cuenta que la presión sobre el escandinavo en este torneo es mucho menor que en el Mundial, por un motivo sumado a los obvios: no empezó de cero, sino que cada jugador arrancó el sábado con un bono por los puntos acumulados durante los torneos del circuito. Esto significa que, salvo carambola poco realistas, el estadounidense Wesley So es el único que podría alcanzar a Carlsen. Ahora va el 2º, con 6 puntos, por 7 de Carlsen; una victoria en el duelo rápido da tres puntos (cero para el perdedor) y dos si se logra en el desempate (uno para los derrotados). Sumadas las bonificaciones, Carlsen tiene 23.5, por So 18.5, luego de tres rondas de las nueve programadas.

Suscribirse a boletín semanal ‘Juego maravilloso’, de Leontxo García