El Ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, anunció este viernes que el Gobierno procederá a repatriar al personal de la Embajada en Afganistán, los españoles que aún permanecen en el país, y los afganos y sus familias que han trabajado con las tropas y trabajadores humanitarios españoles en los últimos años.

“España está lista por cualquier eventualidad, incluida la evacuación de la Embajada si es necesario y no dejará a nadie atrás “, aseguró el ministro en un comunicado, en el que expresó su preocupación por el deterioro de la situación en el país, ante el imparable avance de la Talibanes hacia Kabul.

Actualmente, según Foreign Affairs, en Afganistán hay, además del personal de la Embajada, seis españoles, todos los cuales se encuentran en Kabul con la excepción de un funcionario internacional protegido por su organización. El Ministerio había recomendado esta semana dejando el pais en vuelos comerciales el mayor tiempo posible. En la Embajada, según fuentes diplomáticas, permanece el embajador saliente, Gabriel Ferran, su segundo y la policía que se ocupa de la seguridad.

“Desde la Embajada de España en Kabul están en contacto permanente con todos ellos”, dijo el ministro, que precisó que cualquier español sigue en el país “.tiene la posibilidad de unirse a la operación de evacuación que puede organizar el Gobierno“.

“Tu seguridad es nuestra primera preocupación“, subrayó el ministro, que no ha ofrecido más detalles sobre cómo ni cuándo está previsto llevar a cabo dicho operativo de evacuación del país asiático.

Como indica Asuntos Exteriores, España se está coordinando junto con sus socios y aliados en el marco de la Unión Europea y el OTAN una respuesta que garantice la protección de nuestros intereses en Afganistán en beneficio del pueblo afgano.

“Somos conscientes de la necesidad de proteger, en coordinación con el resto de estados miembros de la Unión Europea y la OTAN, a los afganos y sus familias que han trabajado codo con codo con nosotros”, dijo Albares, refiriéndose principalmente a los traductores que apoyaron al Las tropas españolas y los trabajadores de AECID en años recientes.

En este sentido, Asuntos Exteriores ha precisado que junto con Defendiendo y el Ministerios del interior y de Seguridad social y migración está trabajando para coordinar el traslado de estos ciudadanos afganos. “Nadie se quedará atrás”, ha prometido Albares.

No habrá reconocimiento

Así, la ministra ha advertido de que España no reconocerá un gobierno impuesto por la fuerza y ​​ha exigido una vez más la reanudación de las negociaciones entre el Ejecutivo afgano y el Ejecutivo afgano. talibán y un alto el fuego completo y permanente.

Albares también ha expresado su gran preocupación por las graves consecuencias sobre la población del avance de los talibanes, que en el último día se han hecho con el control, entre otras, de la segunda y tercera ciudades del país. Kandahar Y Corazón.

“Condenamos las crecientes violaciones de la Derecho humano internacional y el Derechos humanos, particularmente en las áreas y ciudades controladas por los talibanes “, dijo.



Source link