El brunch no es una comida, ni es un desayuno, pero encapsula ambos en uno. Ha llegado septiembre y estamos iniciando un ‘nuevo rumbo’ aunque el tiempo sigue siendo bueno. Está el momento perfecto para conmemorar esa dulzura de las fiestas con un buen homenaje gastronómico y disfruta de esta costumbre de origen americano.

El hábito de hacer brunch, según algunas teorías, se encuentra entre los agricultores estadounidenses. cuando, después de regresar de los servicios religiosos los domingos, almorzaron temprano con su familia con comidas extraordinarias para celebrar su día de descanso.

Alta sociedad

El periodista Guy Beringer lo dio a conocer en las páginas del refinado y elitista “Hunter’s Weekly”, una revista dedicada a la caza y sus placeres. Corría el año 1895 y, en su informe, describió cómo algunas casas de la alta sociedad neoyorquina se entregaron al placer del brunch después de regresar, a media mañana, de un día de caza.

El semanario británico Punch le dio glamour al brunch al proclamar desde sus páginas: “Para estar a la moda hoy en día, hay que brunch” o, lo que es lo mismo, “para ser modernos hay que hacer brunch”

Un poco más tarde, el semanario británico Punch, le dio glamour y ciertas dosis de esnobismo al proclamar en sus páginas un nuevo lema: “Para estar a la moda hoy en día, hay que brunch” o, lo que es lo mismo, “Para ser modernos hay que tomar el brunch”. Una moda que ha sobrevivido hasta nuestros días con fuerza. Estos abundantes y largos banquetes de media mañana generalmente se componen de dulces y salados, así como jugos, café e incluso champán. Sin embargo, los verdaderos protagonistas son los huevos benedictinos, que surgieron como remedio contra la resaca y llevan el nombre del hombre que la padecía.

Huevos benedictinos

La teoría más plausible apuesta por Lemuel Benedict, conocido corredor de Wall Street que, después de una noche ‘ajetreada’, pidió algo sustancioso para desayunar. El chef del Waldorf Astoria creó los famosos huevos, con tal éxito que fueron incorporados a la carta del hotel. Benedicto, benedictino o benedictino: nombres diferentes para uno de los platos más emblemáticos de la historia.

Huevos benedictinos en el hotel El Palace Barcelona.

Su fórmula incluye huevos escalfados o poche, tocino o salmón ahumado, una rebanada de pan espeso o un mollete y salsa holandesa. Este último, a base de huevos emulsionados al baño María con mantequilla, tiene grandes dificultades de elaboración ya que se ‘corta’ fácilmente. Estamos ante una preparación de alta cocina y origen francés que también participa en la elaboración de otras salsas. Para escalfar huevos, encontrarás numerosos gadgets en tiendas especializadas y son perfectos. Y la verdad es Huevos benedictinos que siempre añaden envasado y cierta categoría al brunch; Lo mismo ocurre con los cócteles Bloody Mary y Mimosa.

Existen muchos tipos de brunch, desde el a la carta (con precio por cada plato) hasta el que consiste en un buffet libre para servir al cliente, que suelen tener tarifa cerrada. Actualmente, por medidas sanitarias, suelen estar todos en la mesa y atendidos por camareros. Asimismo, su composición varía enormemente de un establecimiento a otro aunque, como decíamos, siempre habrá preparaciones dulces y saladas e incluirán diversas bebidas.

Brunch ‘dos ​​estrellas Michelin

Uno de los brunch más conocidos de Madrid es el del restaurante Coquetto, el establecimiento más informal de los hermanos Sandoval. El Chef Mario Sandoval, responsable de Coque – con dos estrellas Michelin – ofrece su ‘Table Brunch’ de temporada con numerosos manjares a un precio fijo de 45 euros Sábados y domingos. Y se pueden tomar en la terraza, aunque debe especificarse en la reserva.

Coquetto.

Entre otros, incluye delicias como el salmorejo de mango, el taco de carrillada de res o el pan brioche a la plancha con mermelada orgánica entre muchas otras opciones, como las migas o el cóctel Mimosa.. No faltan huevos benedictinos con salmón o una copa de champán si se desea. Para rematar, un magnífico milhojas crujiente con fresas. Y buen café. Esta oferta gastronómica se basa en productos locales y de temporada. Se puede reservar a las 12.30 o 13 horas. Un refinado brunch y una magnífica atención del ‘hermano pequeño’ de Coque.

Brunch con vistas

Madrid visto desde lo alto en plena Gran Vía y disfrutando de un brunch…. ¿Imagina?. Pues en El Jardín de Diana del Hotel Hyatt Centric, una de las azoteas más bonitas de la capital, lo tienes fácil. Además, acaban de estrenar una pérgola acristalada que cubre parte de ella. Tu Brunch 2.0. Comienza con una gran mesa para dos con quesos, embutidos, panes, bollería … e incluye el pudín de chía saludable.

La magnífica vista desde la azotea El Jardín de Diana.

Seguir, cualquier opción saludable Como pizza de verduras, junto a otras de carácter viajero – curry, etc. – o una novedad: la hamburguesa de chuleta de ternera a la plancha. El toque final lo puede poner su versión reciente del Banana Split: plátano asado al carbón con helado de chocolate, miel y vainilla, aunque hay más opciones. Se sirve sábados y domingos, de 11 a 15 h, por 25 (menos) o 35 euros.

Rica oferta en el menú.

En Barcelona destaca el Brunch & Vinlys del hotel El Palace Barcelona. Se realiza todos los sábados de 12.30 a 16.30, tiene música de Dj’s y se realiza en el hermoso Rooftop Garden, ubicado en la azotea del edificio. Puede ser de menú (36 euros, precio fijo) o a la carta. Tienen una gran oferta para encontrar Huevos benedictinos (con tocino, salmón o aguacate), yogur y granola o cuencos de acai, panqueques o tostadas, entre otros.

También platos como shakshuka (2 huevos horneados, salsa de tomate y pimiento picante, yogur y pan) u opciones saludables, desde ensalada vegana hasta otras variantes. Por último, un amplio repertorio de postres como Galleta con espuma de chocolate caliente y helado de vainilla. Amplia selección de bebidas, entre las que destaca un amplio repertorio de Bloody Mary, con cuatro variantes (vodka, gin, tequila o sin alcohol).

Brunch, una gran solución para el fin de semana y un homenaje gastronómico en toda regla.

Nota: Ninguno de los establecimientos mencionados han sido seleccionados por alguna razón comercial, Su elección es únicamente una decisión periodística y de calidad. Los precios son meramente orientativos.