BBVA cerrará 90 oficinas este septiembre, que se sumará a los 172 que cerró durante el mes de julio, según informaron fuentes sindicales a Europa Press. De esta forma, el banco espera haber bajado la persiana a 262 sucursales el 27 de septiembre como parte de su plan de ajuste, que incluye el cierre de 480 sucursales.

Los cierres de julio y septiembre van acompañados de salidas de empleados que se inscribieron en el Expediente de Ordenación del Empleo (ERE) pactado entre el banco y los sindicatos, lo que significará 2.735 despidos y 210 excedencias incentivadas.

El 31 de julio abandonaron la entidad la mayoría de los empleados de servicios centrales, estructuras intermedias y centro corporativo. En el caso de los trabajadores de la red de sucursales, el 18 de julio hubo una primera ventana de salida.

En cuanto a la segunda ventana de empleados salientes por parte del ERE, que acompañará al cierre de las 90 oficinas mencionadas, Las fuentes consultadas informan que BBVA ya ha comenzado a notificar a los afectados que abandonarán la entidad el 30 de septiembre.

Nuevas salidas en octubre y noviembre

Posteriormente, habrá nuevas ventanas de salida en los meses de octubre y noviembre, cuyo volumen dependerá de las oficinas que cierren en estas fechas. Algunos trabajadores podrían irse más tarde por motivos organizativos.. De hecho, el acuerdo establece que el plazo de ejecución de las medidas previstas se extenderá hasta el 31 de marzo de 2022.

Los sindicatos esperan que BBVA aporta datos sobre el número de empleados que ya han abandonado el ERE en la próxima reunión del comité de seguimiento, que se espera que se celebre la próxima semana, como se anticipó Economía digital.