Josep Maria Argimon, Ministro de Salud, se ha marcado un objetivo algo difícil de cumplir: llegar al 100% de la población vacunada con la primera dosis contra COVID-19 en Cataluña. El objetivo es garantizar que incluso las personas que no quieran inocular el antídoto estén protegidas con la primera inyección antes del inicio del nuevo año escolar en septiembre.

El consejero ha asegurado, en una entrevista en Catalunya Ràdio, que el El Departamento de Salud tiene suficientes dosis vacunar a toda la población comunitaria y al personal de salud necesario para alcanzar ese porcentaje de vacunados. Argimon, en esta línea, ha animado una vez más a la ciudadanía a vacunarse para mitigar una sexta ola “muy probable”.

Control de la sexta ola

“Cuanto más protegidos estemos desde el punto de vista de la vacunación, más podremos controlar este sexta ola”, Ha asegurado Argimon. También ha argumentado que la vacuna reduce el riesgo de infectarse hasta ocho veces.

Después del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) limitó el toque de queda a 19 municipios, a diferencia de los 62 para los que el Regir-, Argimon ha argumentado que la vacunación es la herramienta “principal” para prevenir infecciones.

Échale la culpa a los partidos principales

Argimon ha lamentado el multitudes en partidos importantes durante la semana pasada, como los del Fiestas de Gràcia (Barcelona) o Alpicat (Lleida). Esto, según el consejero, se traducirá en un aumento de infecciones. Debe recordarse, sin embargo, que estas multitudes a las que se refiere el diputado de JxCat tuvieron lugar después de las fiestas, cuando las fiestas populares ya habían concluido.

El consejero se ha asegurado de que esas imágenes en el festivales le gustaban “menos” que las multitudes en la gran fiestas de cataluña este verano. Eventos que su departamento permitió, por otro lado, para los cuales se ha cubierto la espalda y argumentó que no fueron responsables de la quinta ola.