Actualizado: 21.08.2021 14:05 h.

Prisionero de su pacto con la CUP, el presidente Pere Aragonès, confía en el antisistema para aprobar los presupuestos de la Generalitat para 2022. Descarta un apoyo del PSC, precisamente por ese convenio de investidura con las cupaires. Sin embargo, esta formación hace que el enfrentamiento con el Estado sea una condición. “Si no, busca otros socios”, dijo el diputado de la CUP. Laia estrada.

Aragonès ha advertido que solo contempla aprobar las cuentas catalanas con la CUP y Junts per Catalunya porque “otro escenario no sería coherente” con el acuerdo firmado. “No me puedo imaginar que el PSC vote los presupuestos acordados con la CUP”, agregó.

Gestión de El Prat

Asimismo, el Estado ha advertido que es “imprescindible” que la gestión catalana del aeropuerto de El Prat forme parte del convenio del Plan Director, que se aprobará a finales de septiembre.

Sin embargo, los antisistema no garantizan el apoyo a los presupuestos catalanes ya que cuestionan la estrategia de diálogo de ERC con el Gobierno. En entrevista con Europa Press, el diputado Estrada ha condicionado el apoyo a los Presupuestos al enfoque dado al legislador y las cifras que se le presentan, pero ha dejado claro que no tienen obligación de votar a favor.

Explicó que podrán sustentar las cuentas si el Gobierno busca enfrentar al Estado y avanzar en el proceso independentista y si éste responde a las necesidades sociales y al mejoramiento de las condiciones materiales de la mayoría de la población: “Si es así, hay Allí estaremos. Si es para hacer lo contrario, no pueden contar con nosotros. No queremos que cuenten con nosotros, que busquen otros socios ”.

Sobre si están dispuestos a negociar los Presupuestos Generales del Estado, lo ha rechazado porque “significará tener un papel para facilitar la estabilidad del Estado”.