Las comunidades autónomas de Andalucía Murcia, dos de las tres peor financiadas de España junto con Valencia, han abogado este miércoles por considerar el déficit de financiación autonómica que padecen, así como las soluciones para solucionarlo, como “cuestión de Estado”. Estas son las palabras del presidente murciano, Fernando López Miras, que ha mantenido un encuentro institucional en el Palacio de San Telmo con su homólogo andaluz, Juanma Moreno.

Ambos presidentes han comparecido ante los periodistas, luego de su reunión, para presentar un comunicado conjunto en el que insisten en proponer la creación de un fondo de compensación temporal. a la espera de un nuevo modelo de financiación autonómica, como hicieron la semana pasada Moreno Bonilla y Ximo Puig.

“Debe ser un fondo de nivelación de transición que se pueda extender”, enfatizó Moreno, y luego reclamó “un modelo estable, duradero y justo”. Todo esto, ha continuado el gobernante andaluz, ante la “equiparar las comunidades con fondos insuficientes con el promedio nacional“, para que lo que se ha calificado de” bola de nieve “no se convierta en algo” inasequible “, como consecuencia de un modelo, aprobado en 2009, por Zapatero con ERC, que es considerado” obsoleto e injusto “por estos presidentes.

Cifras de “agravio”

Sobre la mesa las cifras del “agravio”. Cada día que pasa Andalucía pierde 4 millones de euros: “a finales de año hay unos 1.000 millones perdidos y un total de 11.000 millones de euros que los andaluces han dejado de recibir”. Según Moreno, se trata de aproximadamente una cuarta parte del Presupuesto actual de la Junta de Andalucía, desde que en 2009 se aprobó el mencionado modelo de financiación autonómica.

En el caso de Murcia, su presidente asegura que “perdemos 2 millones de euros cada día, un total de 800 millones al año”, lo que se ha traducido en 140 centros de salud, 235 escuelas, 150 institutos y 33.000 residencias de ancianos: “Dejamos de recibir todo esto desde 2009”, Ha señalado López-Miras, que ha criticado la gestión de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero “por olvidarlo todo cuando dejó de ser concejala en Andalucía”, momentos en los que sí reconoció el delito en la financiación del Estado, entonces gobernado por el PP.

En el documento firmado por Andalucía y Murcia Ambas comunidades apuestan por este debate y diálogo para lograr un modelo justo para todos los españoles ”, López Miras ha subrayado tras destacar la necesidad de que “todas las comunidades puedan afrontar esto en las mismas condiciones”. El presidente murciano ha sido especialmente crítico con el nacionalismo: “No queremos un trato favorable como buscan los independentistas”, ha dicho en referencia a Cataluña y la mesa bilateral abierta con el Gobierno central.

Dado que hay “ciudadanos de segundo y tercer grado” En España, Moreno y López-Miras, que también han incluido a Castilla-La Mancha entre las comunidades subfinanciadas, consideran que la reforma que buscan debería tener “como punto de partida” de esta hoja de ruta “más financiación y más servicios”, algo que “no debe remediarse con un aumento de impuestos”. Para los dos presidentes, la solución es que “el Gobierno distribuya de manera justa”.

Moreno se ha centrado en tres “pilares fundamentales”, como educación, salud y políticas sociales, para exigir que el Estado brinde “estabilidad” a dichos servicios. Por su parte, López-Miras ha apostado por “blindar la financiación autonómica sin que se vea mermada por los ciclos económicos futuros”. En opinión del gobernante murciano del PP “las nuevas necesidades de gasto deben ir acompañadas de nuevos recursos”.