Podría debatirse largo y tendido sobre maldadBueno, en realidad, solo se necesita un trauma para convertirse en enquista para pasar del lado de los buenos al de los sinvergüenzas. El poder a menudo conduce a ese camino, de ahí que existan sátrapas Y tiranos. Es importante no perder de vista este punto, de lo contrario, cualquiera podría sorprenderse con la reconquista de Afganistán por parte de los talibanes.

En el análisis de estos hechos se le da poca importancia a la actitud hacia el medios de comunicación, que, manejables y acríticos, son expertos en guíe a sus lectores hacia la ‘mentira conveniente’. Esto ha creado sociedades, como la española, en las que el enfrentamiento de cualquier amenaza obliga a pagar un peso político importante, ya que es rechazada de la nada, sin más análisis. Por lo tanto, la actitud de los líderes a corto plazo es dar un impulso a temas como el guerra, que a veces son el mal menor. ¿Cómo lo justifican? Con ‘mentiras convenientes’.

Sucede que en el mundo real hay quienes no tienen una predisposición especial para negociar, porque han vislumbrado poder y gloria en el horizonte y piensan que cualquier concesión es innecesaria. Por lo tanto, Los mensajes que fomentan el diálogo suelen ser ridículos cuando el enemigo está armado y radicalizado., como es el caso de los talibanes. Ojalá los humanos fuéramos de otra manera, pero hay algo en nuestra condición que hace que, tarde o temprano, surjan grupos subversivos en todas las sociedades. Quien no lo tenga en cuenta, seguramente estará rodeado de sus enemigos; o tener que pronunciar la de profundamente preocupado después de haber sufrido una derrota.

Kabul y el idiota del oeste

La captura de Kabul cerrará un ciclo que comenzó poco después de la 11 de septiembre de 2001 y en el que no hay caracteres planos -buenos o malos-, pero sí algunos bárbaros, que son los fundamentalistas.

Estados Unidos y sus aliados actúan hipócritamente – y cobardemente – cuando luchan contra el islamismo sin apuntar a las teocracias árabes que lo impulsan, tal como lo hacen. la izquierda española y europea La demagogia se aplica cuando niegan la utilidad de cualquier intervención armada. Porque, en un contexto global, los problemas de vecinos suelen tardar muy poco en llegar a tu apartamento. En otras palabras: en el mundo actual, la defensa del ‘tuyo’ no es eficaz si se lleva a cabo en la playa; y no donde está el epicentro del problema.

En otras palabras: en el mundo actual, la defensa del ‘tuyo’ no es eficaz si se lleva a cabo en la playa; y no donde está el epicentro del problema.

Son varios los analistas que han citado en las últimas horas la incapacidad de los conquistadores y las superpotencias, históricamente, para controlar Afganistán. La quizás mejor interpretación de lo ocurrido en esta última etapa histórica la ha realizado Pedro Baños, quien señala el desencanto que existía en el país con el actual gobierno -o el que fue hasta el domingo- por temas como corrupción, narcotráfico y poco respeto a las libertades.

También se refiere a un hecho clave, y es que la democracia se aplica relativamente en un territorio donde se votó a los líderes tribales; y no tanto a los programas políticos. Los medios suelen ser muy imprecisos a la hora de valorar la verdadera implementación de la democracia representativa en lugares donde hay caciques y nacionalismos / regionalismos fuertes, que es donde, en realidad, el sistema tiende a debilitarse, pues pocos creen que sea más legítimo que la palabra de tu líder.

Pero a pesar de estos intentos de imponer la ‘verdad conveniente’ por parte de la prensa, nunca subestimes el desencanto, ya que suele ser la principal causa de disturbios. De hecho, cuando crece la decepción, solo se necesita un “organizador” para armar un motín. La prensa a menudo no analiza este factor porque es parte del sistema; y acaba aceptando las medias verdades que inventa y difunde para legitimarse.

¿No a la guerra? Sería bueno, si el enemigo tampoco lo quisiera. Este es uno de los preceptos que los medios de comunicación han intentado ocultar.

Tampoco debemos dejar de referirnos al absoluto desprecio que la mayoría de los medios de comunicación en España han mostrado en los últimos años por la información internacional, para poder valorar el despiste de la sociedad española, nos encontramos con que los talibanes han vuelto a controlar Kabul y nos encontramos con casi cuando estaban derribando la puerta.

Si no conoce el nombre de cada ocupante del yate de C. Tangana es porque no quiere. Pero claro, no pida un seguimiento de los principales conflictos internacionales. Eso no se paga. Que no da clics.



Source link